The Raconteurs redefine su pasión por la música en 'Help Us Stranger'
 
Hey Us Stranger

The Raconteurs

Help Us Stranger

Third Man Records

Junio/ 2019

10

 

Por: Mariana Medina

Después de 11 años sin noticias de la super banda lidereada por Jack White, The Raconteurs, el 19 de diciembre del año pasado la espera terminó y por fin escuchamos los primeros acordes de “Sunday Driver” y ‘“Now That You’re Gone” singles que no sólo marcaban el regreso de la agrupación norteamericana si no que anunciaban sería uno de los discos más esperados del 2019.

La voz de Brendan Benson teniendo más presencia que nunca nos hizo pensar que este sería un trabajo muy bien bajado y con una producción impecable. No, no nos equivocamos…

The Raconteurs está de vuelta, y lo hizo con su estilo único, regresando a lo básico pero con la máxima frescura cosa que pocas bandas de rock pueden lograr.

 
 

Help Us Stranger comienza con “Bored And Razed”una canción tan poderosa que desde el segundo uno sabes que quieres escucharla de nuevo al terminar el álbum, la guitarra de White y los coros de Brendan Lawrence se complementan a la perfección y la letra nos hace entender que aunque han pasado muchos años y cada uno de los integrantes ha madurado musicalmente, lograron exprimir todos sus estímulos sin dejar de lado el verdadero sentido del Rock. Esto claro sin menospreciar sus trabajos anteriores que en lo personal me vuelan la cabeza cada que los escucho.

 
 

“Help Me Stranger” retoma la esencia de The Raconteurs y nos regala los acordes que nos recuerdan al LP Broken Boy Soldiers (2006) para pasar a “Only Child”. Cada canción va a su ritmo y al parecer la banda sabe perfecto como llevarnos por este viaje sin precipitarnos a cambiar de canción.

 
 

Llega el momento de acelerar nuestro pulso “Don’t Bother Me” inicia con las voces principales coreando, Patrick Keeler haciendo estallar la batería y las guitarras marcando los ritmos de manera exacta, cambios sin aviso, nos llevan por una montaña rusa que no queremos que pare jamás.

 
 

Viene el momento de escuchar “Shine the Like On Me”, la canción que seguro dedicaremos alguna vez en la vida. Siguiendo en este descanso al corazón suena “Somedays (I Don’t Feel Like Trying)” en voz de Brendan.

 
 

Subiendo de tono y con un gran intro proveniente de la batería de Keeler y una armónica le sigue “Hey Gyp” ( Dig The Slowness), la prueba de que para The Raconteurs encasillarse en un genero o un par de instrumentos no es opción.

 
 

“Sunday Driver” además de ser el tema de detonó nuestra emoción desde finales del 2018 es una pieza visual que es capaz de revivir y animar a cualquiera. El dorado de la guitarra de Jack White y su sonrisa tan confiada al inicio no es en vano, sabe lo que tiene y que este disco será una perfecta memoria en su historia.

 
 

“Now That You’re Gone” es sin duda la canción más emotiva de este brillante álbum, que quedó como anillo al dedo en la voz de Benson. La pieza audiovisual que acompañó a este single fue dirigido por Dikayl Rimmasch, un rush de emociones del inicio al final.

 
 

Sin parar nos han inundado de su energía, el álbum continua con “Live A Lie” para reanimarnos después de tantas sensaciones que siguen con un solo de Jack White.

 
 

“What’s Your Mine” es a mi parecer el tema que más sabe al ex guitarrista de The White Stripes, sin soltar la sinergia que han creado como equipo en The Raconteurs.

 
 

El álbum termina con “Thoughts And Prayers”, el momento después de que tuviste una sesión intensa de lo que sea que te apasiona y te das un par de minutos para digerir lo que acabas de vivir, saboreando ese tiempo previo al final, a eso me sabe esta canción.

 
 

Para mi, uno de los trabajos más puntuales y bien logrados en años, que además de mostrar su crecimiento como banda, reafirma que la mejor manera de trabajar es con la gente que te entiende y vive con la misma pasión que tú, eso es este disco, pura pasión que cada segundo crece y que sin forzarse llegó a la perfección.

 
 























Ama lo que haces, si no no lo hagas.

Me gusta leer, amo comer, la música es mi lugar favorito y me muero si no me río.