“I think they are gone forever.”




“500,000 títulos de canciones se consumieron en el fuego del 1 de junio de 2008”.

Según el nuevo informe del New York Times, el incendio de Universal Studios de 2008, pudo haber sido "el mayor desastre en la historia de la industria de la música". En el artículo "The Day the Music Burned", se dice que cientos de miles de cintas maestras de artistas, pudieron haber sido destruidas en el incendio.

Era la mañana del 1 de junio del 2008 en Nueva Inglaterra, cuando el parque de Universal Studios Hollywood, comenzó a arder en fuego desde la madrugada. A las 4:43 am, un guardia de seguridad vio cómo se levantaban llamas desde un tejado en el conjunto conocido como New England Street.

 
Music Burned
 

Randy Aronson, durante 25 años fue director senior de operaciones de bóveda en Universal Music Group (UMG), declaró que había al menos una docena de bomberos rodando la bóveda que contenía grandes obras de la industria musical.

E día de ayer, The New York Times reveló una investigación sobre el incendio del 2008 en Universal Studios Hollywood, que destruyó miles de grabaciones musicales, muchas de ellas masters y material de sesión inédito.

 
Tom Petty, 1977.CreditPhoto illustration by Sean Freeman & Eve Steben for The New York Times. Source photograph: Gus Stewart/Redferns/Getty Images.

Tom Petty, 1977.CreditPhoto illustration by Sean Freeman & Eve Steben for The New York Times. Source photograph: Gus Stewart/Redferns/Getty Images.

 

En aquel fuego ardieron singles y álbumes, que incluyeron títulos a legendarios artistas, abarcando la música del siglo XX y XXI. Hablamos de grabaciones de Benny Goodman, Cab Calloway, the Andrews Sisters, the Ink Spots, the Mills Brothers, Lionel Hampton, Ray Charles, Sister Rosetta Tharpe, Clara Ward, Sammy Davis Jr., Les Paul, Fats Domino, Big Mama Thornton, Burl Ives, the Weavers, Kitty Wells, Ernest Tubb, Lefty Frizzell, Loretta Lynn, George Jones, Merle Haggard, Bobby (Blue) Bland, B.B. King, Ike Turner, the Four Tops, Quincy Jones, Burt Bacharach, Joan Baez, Neil Diamond, Sonny and Cher, the Mamas and the Papas, Joni Mitchell, Captain Beefheart, Cat Stevens, the Carpenters, Gladys Knight and the Pips, Al Green, the Flying Burrito Brothers, Elton John, Lynyrd Skynyrd, Eric Clapton, Jimmy Buffett, the Eagles, Don Henley, Aerosmith, Steely Dan, Iggy Pop, Rufus and Chaka Khan, Barry White, Patti LaBelle, Yoko Ono, Tom Petty and the Heartbreakers, the Police, Sting, George Strait, Steve Earle, R.E.M., Janet Jackson, Eric B. and Rakim, New Edition, Bobby Brown, Guns N’ Roses, Queen Latifah, Mary J. Blige, Sonic Youth, No Doubt, Nine Inch Nails, Snoop Dogg, Nirvana, Soundgarden, Hole, Beck, Sheryl Crow, Tupac Shakur, Eminem, 50 Cent, entre otros.

 
Chuck Berry, 1958.CreditCreditPhoto Illustration by Sean Freeman & Eve Steben for The New York Times. Source Photograph: Michael Ochs Archives/Getty Images.

Chuck Berry, 1958.CreditCreditPhoto Illustration by Sean Freeman & Eve Steben for The New York Times. Source Photograph: Michael Ochs Archives/Getty Images.

 

El incendio de la bóveda fue el mayor desastre en la historia del negocio de la música, se perdió una gran herencia musical. Ahora, los artistas afectados, incluidos a Krist Novoselic (Nirvana), Hole (Courtney Love) y R.E.M, han respondido a las revelaciones de que sus grabaciones posiblemente se perdieron en el fuego.

Cuando se preguntó a Novoselic en Twitter, sobre las grabaciones de Nevermind de Nirvana, respondió explamando que se habían ido para siempre:

“I think they are gone forever.”

 
 

Así mismo el día de ayer, martes 11 de junio, R.E.M. publicó una declaración en las redes sociales, para saber qué pasó con la música de la banda.

 
 

Así mismo Asia, no fue mencionado en el artículo del NYT, el tecladista Geoffrey Downes declaró en Twitter, que esa podría ser la razón por la que no encuentran los masters del álbum de Asia.

 
 

En un update del 12 de junio, a las 12 pm: Universal Music Group escribió en una declaración que la historia del Times "contiene numerosas inexactitudes, declaraciones engañosas, contradicciones y malentendidos fundamentales del alcance del incidente y los activos afectados". La declaración no incluyó evidencia para apoyar estas afirmaciones.

Hoy en día, Warner Music Group almacena cientos de miles de grabaciones maestras en las instalaciones del sur de California de Iron Mountain, y en las instalaciones de Sony Music Entertainment en los Estados Unidos.