La noche que cambió para siempre la vida de Elton John



“Tuesday night at the Troubadour was just the beginning. He’s going to be one of rock’s biggest and most important stars.”

Los Angeles- Times critic Robert Hilburn

A días del lanzamiento mundial de la cinta de Dexter Fletcher, Rocketman (2019), protagonizada por Taron Egerton (aquí la reseña de Rocketman), quien se encarga de dar vida al piano man (Elton John), recordamos su primer concierto que ofreció bajo el nombre de Elton John en Estados Unidos.

Llegó el momento que estaban esperando para escuchar una potente voz, y dejarse guiar por el fantástico compositor ingles. quien a final de los años sesenta encontró lo que sería su verdadera pasión.

Sir Elton John debutó con el álbum Empty Sky, en junio de 1969. Esa fue una primavera especial en la que aún estaba haciendo trabajos para the Hollies y no fue hasta un año después, el 25 de agosto de 1970, que llegó la noche que cambió para siempre su vida.

Elton John en The Troubadour

Elton John en The Troubadour

Aquella fue una velada histórica que marcó el debut de Reginald Kenneth Dwight en los escenarios, siendo the Troubadour en Los Ángeles, el lugar al que fue invitado a abrir para uno de sus artistas que más admiraba, David Ackles, como parte de las celebraciones del 20 aniversario del lugar. Bernie Taupin, quien se encargaba de escribir sus letras estaba aquella noche entre el público, viendo como brillaba y volaba. Este fue su primer contrato en América, el cual durante seis noches se dedicó a encantar a aquel lugar, reconocido como la principal sala de conciertos en Los Ángeles.

 
Elton John  the Troubadour.jpg
 

El set en esa primer noche en the Troubadour, inició con la hermosa pieza "Your Song", a cinco meses de su debut en Reino Unido. “Border Song” formó parte de la actuación, al igual que “Sixty Years On”, “Take Me To The Pilot” hasta una versión de “'Honky Tonk Women” de the Rolling Stones.

the Troubadour, fue uno de esos lugares con encanto que ayudó a Elton a encontrar su lugar arriba de los escenarios, profundizando y descubriendo cuál era su verdadero regalo al mundo de la música, y es que en verdad podría ser tímido detrás de esos vestuarios y lentes espectaculares, pero simplemente exponía su sentir en cada pieza que interpretaba, fueran de su autoría o no las letras.

Rocketman se ha dedicado a envejecer y compartirnos su visión de la vida, como el verdadero piano man que es, será y seguirá siendo por siempre.

 
The Troubador Elton John