L'Impératrice en el Auditorio Blackberry

L'Impératrice en el Auditorio Blackberry

L'Impératrice (Mylko)

26 de abril del 2019/ Auditorio Blackberry

Fotos: Jesús Blanco

Texto: Jesús Blanco

Con la finalidad de promocionar su LP Matahari, L'Imperatrice visitó por primera vez México, pasando por Monterrey, Ciudad de México y Guadalajara, respectivamente en ese orden. El pasado viernes fue el turno de la CDMX, donde sin duda el show de los franceses era de los más esperados pues lograron un sold out para su presentación en el Auditorio Blackberry.

Fue una tarde nublada y con una ligera lluvia que no fue complicación para que los fans asistieran al show, en el foro de inmediato se notaba que los boletos estaban agotados pues el lleno total era evidente. Los encargados de dar inicio al tan esperado evento fue Mylko, con su sonido, el dúo de la CDMX conecto de inmediato con los asistentes, quienes disfrutaron completamente del set.

Con aproximadamente 40 minutos sobre el escenario, Mylko dejó todo listo para lo que todos esperaban. Las ansias y la emoción se notaban e iban en aumento con la demora para que los galos tomarán el escenario.

 
 

Tan solo unos minutos después de las 10 de la noche, L'Imperatrice hizo su aparición en el escenario, con un Blackberry totalmente lleno la ovación era ensordecedora, una entrada instrumental para arrancar el show con Ma Starlight, y desde la primer canción poner a todo el auditorio en un mood de fiesta.

 
 

Con un sonido que no nos remite a otro lugar más que a Francia y a todos su exponentes musicales daban muestra del por qué eran tan esperados aquí en nuestro país, con delicadeza en los sintetizadores, mucho funk en el bajo y por supuesto una hermosa voz, L'Imperatrice conquistó los oídos de todos los ahí presentes.

 
 

Pudimos escuchar canciones como “La Lune”, “Erreur 404”, “Sonate Pacifique”, “Vacances” las cuales hicieron un show digno y épico para su debut en México, lugar en el que sin duda fueron recibidos con emoción, alegría y mucho amor.

Siempre tajante, al igual que la esencia del samurái.

Azul es todo.