Sónar México: La conquista de México a través del techno y el trap

Sónar México: La conquista de México a través del techno y el trap

Sónar México

05 de octubre de 2019 / Parque Bicentenario CDMX

Fotos/ Texto: David Octavio

El pasado sábado 5 de octubre, se llevó a cabo uno de los eventos musicales más esperados de los últimos meses, Sónar México, la primera edición del aclamado festival barcelonés de música electrónica en nuestro país ensordeció los contornos del Parque Bicentenario de la Ciudad de México.

 
 

Con una innovadora propuesta gráfica así como un cartel que incluyó a algunos de los más reputados actos electrónicos de la escena actual, Sónar montó tres escenarios: SonarClub posicionándose como el más grande y el mismo que mostró a artistas de talla internacional como Richie Hawtin Close, SonarLab by Budweiser con beats frescos y SonarDôme; un escenario con forma geodésica que presentó proyectos emergentes.

Comenzada la tarde Paulor, quien ha sido participante sobresaliente de la escena techno mexicana, alentó al público de SonarLab a sentirse cómodo en un ambiente de club con sus ya conocidos loops de guitarra y bajo. Mientras que Pijamaboy y sus gráficos a rayas enganchaban a los jóvenes que bailaban dentro del domo.

 
 

Aproximadamente a las cuatro de la tarde, Regina Vallejo y el resto de Noa Sainz, cautivaron al expectante público con sus sensuales melodías de R&B combinadas con soul y una poderosa voz femenina en SonarClub.

 
 

Jesse Báez, fue uno de los actos más esperados pues el escenario estaba rodeado de una gran multitud que coreaba, pero también bailaba la suave música de tonalidades latinas, un ambiente cálido y un tanto romántico.

 
 

Entrando en calor, Flohio energizó el ambiente con rimas duras y notas enigmáticas en un escenario lleno de luces rojas que sentía la potencia del hip hop británico femenino.

 
 

Al terminar la participación de Flohio, tocó el turno de Kidd Keo quien reventó la plataforma con el trap español más crudo del evento, interpretando algunos temas como Foreing y Dracukeo; dando una de las sorpresas de la tarde con la presentación del rapero mexicano Alemán, como invitado especial, para bailar su icónico Touchdown.

 
 

George Fitzgerald y DJ Seinfield compartieron horarios, cada uno en distinto escenario, pero dejaron en claro que sus amplias trayectorias han consolidado carreras de alta gama en la música electrónica y dance, una mezcla de escalas y sonidos ascendentes que dejaron con ganas de más. Ambos fueron piezas clave para la puesta en marcha de la euforia en Sónar.

 
 

Sin duda alguna, Badbadnotgood, agrupación canadiense reconocida por sus múltiples colaboraciones de excelente calidad, deleitó al enorme público mexicano con improvisaciones repletas de sintetizadores, batería y saxofón. Culminando su show con una interacción bastante acertada entre espectadores y banda. Una presentación para recordar dentro de la escena instrumental.

 
 

Cercana la media noche, los asistentes esperaban la ya prometedora exhibición de Skepta, destacado rapero y MC británico que estalló los ánimos de fans y presentes con la fuerza de sus líricas y la buena ecualización de su sonido.

 
 

El último show del festival correspondió al aclamado DJ y productor canadiense, Richie Hawtin Close que rompió esquemas en la forma de proyectar música electrónica pues sus visuales perfectamente combinados con los beats de sus mezcladoras transmitían la vibrante música. Pese a algunos fallos técnicos, Hawtin terminó su dj set de manera satisfactoria dejando una sensación de gratitud y sobre todo de comunión entre música y baile y un fuerte sentimiento de haber presenciado un momento trascendental en la historia musical del país, para los verdaderos amantes de la música electrónica de calidad.

 
 

De esta manera es que Sónar se convirtió en una de las propuestas más interesantes del 2019 en cuestión de festivales musicales, contagiándonos de un nuevo gusto y manera de disfrutar la música electrónica y sus variantes y convirtiéndose desde ahora en una cita obligada para el próximo año. Es imprescindible agradecer a Hugo Díaz a.k.a Calacas y al equipo de Sónar México e involucrados por planear, impulsar y llevar a cabo un evento de tanto abolengo en México. Esperamos con ansias Sónar México 2020.

Diseñador, fotógrafo amateur, fan de los conciertos y el cine. No puedo vivir sin música.