El poder de Muse hace vibrar al gigante de concreto

MUSE

02 de octubre de 2019 / Foro Sol

Fotos: Cortesía OCESA: CESAR VICUÑA

Texto: Arturo Trejo

Para muchos fue una espera muy corta, para otros una espera larguísima, ya que contaban el minuto a minuto el regreso de su banda favorita a nuestro país. Lo que es un hecho es que el concierto que presenciamos el día de ayer era uno de los más esperados de este año y que traía altas expectativas por el nivel de producción y el cariño que le tiene el publico mexicano a la banda británica. 

Después de 4 años, MUSE regresó a la Ciudad de México para promocionar su 8vo material discográfico Simulation Theory, y si bien la banda no es ajena a nuestro país, el día de ayer se consagró como una de las bandas que si o si tienes que ver en algún momento en vivo. 

 
 

El concierto abrió con una obscuridad total en el Foro Sol. Alrededor de las 9:30pm comenzaban los acordes de “Algorithm” y destallaban algunas luces en el escenario. Con una decena de bailarines al mero estilo cyberpunk, que se movían del escenario principal a la isla en medio de la zona general, Matt Bellamy salió de debajo del piso con unos lentes con luces LED, dando inicio a lo que sería una noche cargada de riffs y energía que puso a vibrar al foro sol. 

Pese a que no fue un lleno total, la gente se mostraba entusiasmada y con grandes expectativas con respecto al show y estoy seguro de que, al salir de este, el publico mexicano se llevó un buen sabor de boca. 

El show de MUSE fue un acordeón de éxitos aderezado con una producción enorme que cuidó cada uno de los detalles, así como en qué momento serían utilizados. Desde los vestuarios de los bailarines, los lentes y cambios de atuendos de Matt, las guitarras con luces LED, los visuales en la pantalla al fondo, todos los props de los bailarines y músicos, hasta el lenguaje corporal del vocalista y los movimientos de cámara para proyectar el show en las pantallas. Cada detalle cuidado meticulosamente para acompañar la grandeza de los músicos ingleses.  

 
 

Personalmente hubiera preferido este show en un venue más pequeño para poder disfrutar cada uno de estos detalles del espectáculo o que hubieran traído el escenario completo que llevaron en otros países. Sin embargo, pese a estas variaciones la conexión que hizo MUSE con su público fue más allá de lo visual. 

Cabe destacar que visualmente el concierto es una joya, una propuesta que nos llevó a un mundo estilo TRON meets Blade Runner 2049. Luces neón contrastando con escenarios cibernéticos/futuristas o hasta cierto apocalípticos, conceptos usados en su último material discográfico. Son pocas las ocasiones en que logramos ver que una banda lleve el lenguaje completo de un disco a todo un show de casi 2 horas y este sea constante en su ejecución.

 
 

La interacción verbal de Matt, Dominic y Christopher con el público fue muy poca, con sólo un par de momentos en donde Matt saludó y luego solicitó prender las luces de nuestros celulares, MUSE se enfocó en hacer una conexión con el público a través de los acordes de cada canción y asegurándose de que la obra que estaban presentando fuera un verdadero espectáculo, que pasaba por la melancolía de sus primeros éxitos, la euforia de su más reciente producción, los éxitos que los colocaron en la plataforma mundial y que nos enchinaron la piel durante su ejecución, hasta la teatralidad de un Matt recitándole “Take a Bow” a un cráneo plateado al mero estilo Shakespeare

Como tal todo el concierto fue una explosión de energía que desde que arrancó no paró en subir. Pasando por éxitos que hicieron cantar a todo el Foro Sol como “Uprising”, “Supper Massive Blackhole”, “Hysteria”, “Madness”, “Mercy”, “Times is Running Ou”t y “Starlight”, Muse demostró la evolución que han tenido a través de los años, así como la habilidad y presencia escénica de cada uno de los miembros. 

Por un lado, Matt siendo todo un Rockstar que demostró los dotes que tiene en la guitarra y que sin importar si es caminando, parado, con lentes LED o tirado sobre el escenario, él y su guitarra Mason son uno mismo. Dominic por su parte, nos regaló poderosas y brutales ejecuciones sobre la batería, que elevaban la energía en el escenario, y pese a que por lo regular los bateristas suelen perderse en el fondo, éste resaltaba y se unía con sus dos compañeros. Por último el poder de Christopher Wolstenholme quien mostró una increible habilidad para pasar de las poderosas cuerdas del bajo al manejo de la Misa Kitara y distorsionar el sonido como MUSE nos ha acostumbrado. 

 
 

Para concluir su set, MUSE guardó la artillería llevando lo más pesado de sus primeras canciones y riffs más obscuros que nos han regalado a través de más de 20 años de carrera. Acompañados de MURPH, un gigante esqueleto cibernético que estaba al fondo del escenario, MUSE hacía vibrar al Foro Sol con un Medley que incluía “Stockholm Syndrome”, “Assassin”, “Reapers”, “The Handler” y “New Born” aderezado con un outro de Headup de los Deftones para finalmente colocar la cereza del pastel con “Knights of Cydonia” y hacer retumbar, por los últimos minutos del espectáculo, todos los rincones del gigante de concreto. 

Con toda la euforia y la energía a tope, MUSE se despide de su primera cita con el pueblo mexicano. Un público que los ha visto crecer desde la banda que pasó de encontrar un sonido referente, a experimentar con sintetizadores y apostar por sonidos más comerciales, para finalmente aderezar esta combinación con un espectáculo visual digno de un referente del rock en vivo. Sin duda un concierto que quedará en la memoria de los fans y que esperamos que para su segunda fecha puedan superar en euforia, emoción y vibración con el publico mexicano. 

 
 


Setlist:

  • “Algorithm (Short Version)”

  • “Pressure”

  • “Psycho”

  • “Break It To Me”

  • “Uprising”

  • “Propaganda”

  • “Plug In Baby”

  • “Pray (High Valyrian)”

  • “The Dark Side”

  • “Supermassiver Black Hole”

  • “Thought Contagion”

  • “Interlude”

  • “Hysteria”

  • “The 2nd Law: Unsustainable”

  • “Dig Down”

  • “Madness”

  • “Mercy”

  • “Time Is Running Out”

  • “Houston Jam”

  • “Take A Bow”

  • “Prelude”

  • “Starlight”

  • “Algorithm”

  • “Stockolm Syndrome/Assasin/Reapers/The Handler/New Born”

  • “Knights of Cydonia”