El último concierto de Oasis en la CDMX

Oasis

26 de noviembre 2008/ Palacio de los Deportes (CDMX)

Por: Nallely Arn

Fotos: Salvador Bonilla/ Nayeli Alvarado

Resulta que no pude ir al concierto de marzo de 2006 porque quien me compró el boleto lo hizo mal, y después se agotaron, así que pasé mucho tiempo imaginando que regresaban y por fin podía escucharlos en vivo. Cuando se anunció que regresaba Oasis, recurrí a alguien seguro para comprar mi boleto, y así comenzó la espera para ver al grupo que me ayudó a superar mi autoconmiseración de adolescencia y me dijo “Say it loud and sing it proud today!”.

 
34415888_2139096213044449_8502138597112020992_n.jpg
oasis-palacio-delos-deportes.jpg
 

Recuerdo que ese día llegué temprano a la Tapo, mi hermana que vive allá, me esperó y me llevó al Palacio de los Deportes, eran como eso de las 11 de la mañana; ya habían aproximadamente más de 50 personas haciendo fila, así que me acomodé para esperar, iba cargada con muchos dulces y una botella de agua, ansiosa por no perder detalle de la presentación y cuidar mi presión porque suele bajarse en aquella ciudad.

Conocí personas en la fila y fue muy agradable resistir con ellos hasta que a las seis y tanto de la tarde, nos dejaron pasar; después a correr para alcanzar buen lugar en la pista quedé como en la fila ocho, entre un montón de chicos que parecían menores de edad, a las ocho treinta salió el telonero y el chico con el que ahora había entablado conversación en la pista pedía que lo sacaran porque se empezó a sofocar, fue muy triste porque ya faltaba muy poco para lograr ver a Oasis.

 
 

Alrededor de las nueve de la noche salieron por fin los hermanos Gallagher, quedé de lado izquierdo viendo de frente el escenario, por el lado de Liam; a Noel lo veía un poco más alejado y con esa actitud de genio que lo caracteriza, un artista que hace excelentemente su trabajo pero reservado. Yo iba con el setlist memorizado, desde "Rock ‘n’ Roll Star" empecé a cantar a todo pulmón y a brincar con la masa de fans en la pista.

 
 

Después vino "Lyla" que me hacía pensar que el mundo me hacía sentir pequeña, llegando a la pegajosa "The Schock of the Lightning" que todos coreamos para sentirnos en familia, y sí estábamos en familia, por eso los cigarrillos ilegales y la sobreabundancia de alcohol no se hizo esperar mientras Liam decía "cheers!", y muchos cantábamos que encontramos algo por lo cual vivir.

Una de mis favoritas fue "The Meaning of Soul", me hizo sentir poderosa para quitar todo estorbo de mi vida, en ese momento éramos estrellas de rock y podíamos correr a cualquiera de nuestro camino, alejándonos un poquito de la vida rutinaria con "To Be Where There’s Life".

Después vino el gran genio detrás de la banda, el momento en que Noel tomó el escenario con "Waiting For The Rapture" y lo vistió de nostalgia y aceptación con "The Masterplan", podría decir que de haber muerto en ese momento habría estado satisfecha porque esa canción me hizo entender que todo es como debe ser aunque parezca difícil, triste o equivocado. Siempre se revelará perfecto llegado el momento.

 
 

Regresando Liam con "Songbird", una canción de amor sencilla que yo creo muchos hemos dedicado alguna vez, nos remontó a ese, Heathen Chemistry (2002), que los tatuó en mi corazón y poniendo la cereza de los buenos tiempos, estuvo "Slide Away", la cual dedicó a todas las damas que estábamos en el recinto, así como "Morning Glory" que retumbó el lugar para terminar diciendo "Ain’t Got Nothing", pero soy feliz.

 
 

"The Importance of Being Idle" nos devolvió a Noel al frente, otra de mis canciones favoritas, con la cual no sólo me identifico sino que comparto filosofía: "Nada tiene suficiente peso como para preocuparse, mientras haya una cama debajo de las estrellas que brillan, yo estaré bien"

"I’m Outta Time" es una canción sobre la infancia que nos permitió disfrutar no sólo de la música sino de un descanso para el alma y las emociones fuertes que había en el concierto, y ni qué decir de "Wonderwall", la cual es por excelencia la canción por la que muchos conocimos a Oasis y le dedicamos a alguien que pensamos estaría para siempre en nuestra vida.

 "Supersonic", otra canción que me dijo “basta de autoconmiseración, sé lo que eres y deja de fastidiar”. La amo, toda esa carga de furia y a la vez de paz.

 
 

Un pequeño receso, el Palacio retumbando con el "¡Oasis, Oasis, Oasis!" Luego salieron de nuevo, dándonos la versión más emotiva de "Don’t Look Back In Anger", en sonido acústico cantada por Noel. No aguanté más, me salieron las lágrimas y así estábamos muchos, juntos, coreando el mayor de los himnos para mí, diciéndome “no mires con rencor, dos mil seis ya pasó, valió todo la espera”.

 
 

Noel continuó con "Falling Down" que sonó más poderosa que la versión de álbum para mí, y que la convirtió en mis favoritas porque ese sonido electrónico de las guitarras me recordó mi niñez con hermanos escuchando rock y música de protesta.

 
 

El concierto llegaba al final, ¿los dulces hicieron su parte de mantenerme en pie sin tener que ir al baño ni sentirme sofocada o fue mi [jeje]. Para cerrar escuchamos "Champagne Supernova", nos veíamos en el infinito celebrando la existencia y también el término de ésta. Cerraron con "I Am The Walrus", un cover del que fue mi grupo favorito antes de conocer a Oasis, y con la cual se cerraba un círculo sin siquiera saberlo.

Oasis se separó en 2009 pero pude escucharlos una vez en vivo, pude sentir esa vibra entre los asistentes que sólo podría comparar con Travis en 2007, o Radiohead en 2012, pero que por la carga emocional que todas sus canciones tienen para mí, no llegan a la furia, amor, compasión, aceptación que me permiten expresar los himnos de los Gallagher, esos dos hombres que recordaré hasta el día en que yo muera porque sin conocerlos me dijeron: "Sé quién eres, la vida es sólo una".

 
 

Setlist:

  1. Rock 'n' Roll Star

  2. Lyla

  3. The Shock of the Lightning

  4. Cigarettes & Alcohol

  5. The Meaning of Soul

  6. To Be Where There's Life

  7. Waiting for the Rapture

    (First time in North America)

  8. The Masterplan

  9. Songbird

  10. Slide Away

  11. Morning Glory

  12. Ain't Got Nothin'

  13. The Importance of Being Idle

  14. I'm Outta Time

    (First time in North America)

  15. Wonderwall

  16. Supersonic

  17. Encore:
  18. Don't Look Back in Anger

    (Acoustic)

  19. Falling Down

  20. Champagne Supernova

  21. I Am the Walrus