Killer Klowns from Outer Space

Me enteré que existía una película de 1988 que se llama Killer Klowns from Outer Space. Inmediatamente cancelé todos mis planes y comencé a buscarla. La tienen en Amazon por el módico precio de $179.05 pero curiosamente la encontré en la biblioteca de la universidad. Las películas clase b empezaron a producirse como contenido de relleno para las dobles funciones en Estados Unidos, el público las odiaba y eran generalmente ignoradas por la crítica, pero hay una cierta dicha en ver estas películas.

En el documental Best Worst Movie (2009) explican que los malos libros siempre son malos, que la mala comida siempre es mala, pero que las malas películas rompen la regla. The Independent UK publicó recientemente un artículo que divulga un estudio donde se comprueba que hay un grupo de personas que disfrutan ver, de forma irónica, las llamadas trash movies. El análisis de sus diálogos, efectos, estructura y valores de producción las vuelve comedias involuntarias más divertidas que las intencionales.

Llovía a cántaros; la botana y las bebidas estaban listas. Era justo la media noche cuando empezó la película que abre con un cielo estrellado y una música de terror que rápidamente se convierte en música de circo la cámara hace un tilt down a un pequeño pueblo donde vemos la cotidiana vida nocturna. Cinco minutos en la película un “cometa” cae del cielo y se “estrella” justo detrás de las montañas. Los curiosos van a investigar para encontrarse con una carpa de circo que resulta ser la nave espacial en la que han llegado los payasos asesinos. Desde este punto todo es risa y diversión.

El bajo valor de producción, los efectos y la irreverencia del tema hacen de esta producción la mejor opción para una función de media noche. Tal vez la magia de estas películas es que sus realizadores realmente creen que están haciendo un buen producto. Troll 2 (también) es considerada como una de las peores películas en la historia, en el documental Best Worst Movie hacen varias entrevistas con sus creadores y los actores narran como ellos hacían su mejor esfuerzo para dar actuaciones creíbles, años después (cuando vieron el producto terminado en HBO) se dieron cuenta que sus actuaciones son terribles y eso solo era la punta del iceberg. Sin embargo, las entrevistas con el director Claudio Fragasso muestran su postura firme y convencida de que hizo una buena película y que por eso se volvió un fenómeno culto. Incluso se nota su molestia cuando le preguntan qué se siente ser el director de la peor película en la historia, su respuesta es sorprendente.

Después de hora y media de risas de todo tipo, la película terminó y tuve que investigar más sobre ella, el DVD que conseguí no tenía extras, no sé qué opinen los creadores al respecto de esta obra maestra de la comedia de los ochentas, pero deben estar argullosos pues IMDb asegura que el regreso de los payasos asesinos en 3D está en camino. Esperamos ver ocurrencias sobre el tema, queremos más capullos de algodón de azúcar, más pistolas de palomitas, más perros guardianes hechos de globos largos, más helado, más pastelazos, más trucos y más payasos asesinos del espacio exterior.

Tan mala que es buena, 8 de 10.

 
 

Soy el de la claqueta. Si me quieres mentar la madre, hazlo por twitter @raulsalgadoo y procesaremos su solicitud.