Hacksaw Ridge: guerra y religión.

Hacksaw Ridge: guerra y religión.

Por Ian Carrillo

Hoy en día es muy difícil hablar y debatir sobre religión sin despertar las críticas de los demás, es aún más difícil hablar de una película con temas religiosos y salirte con la tuya. Aun así, existen películas como La pasión de Cristo (2004) y Dios no está muerto (2014), que manejan la fe forma parte de la historia, y no por eso podemos decir que son películas buenas ni malas. La cantidad de fe no es directamente proporcional a la calidad de la película.

Analicemos el caso de Hacksaw Ridge (2016), dirigida por Mel Gibson. Una película con un tema totalmente religioso que obtuvo 86% de frescura.

Mel Gibson es recurrente en el tema, director de la ya mencionada La pasión de Cristo, un drama sobre la vida de Cristo, Apocalypto (2006) donde podemos apreciar el trabajo del director que se centra en temas y atmósferas creativas totalmente diferentes, o incluso en su trabajo como actor en Señales (2002) en la que interpreta a un padre que pierde la fe y al final la recupera. La trama de Hacksaw Ridge contiene temas de fe, pero también de amor, acción e introspección.

La trama es muy lineal, nos muestran la imagen inicial con el joven Desmond Doss (Andrew Garfield), herido y siendo trasladado en una camilla por sus compatriotas en medio de todo un enfrentamiento armado de la segunda guerra mundial, lo que hace que el final ya esté totalmente arruinado. 

La historia está situada en un contexto de la Segunda Guerra Mundial, vemos que el joven Desmond Doss pertenece a una familia formada por las bases y valores cristianos, pero lo que hizo que tuviera esta inmensa devoción hacia el cristianismo fueron las diferentes situaciones que de niño lo marcaron, provocando que tuviera una personalidad bastante fiel y comprometida con su religión. Cuando el joven Doss crece se ve influenciado por su hermano y su padre hasta que decide ir a combatir en la segunda guerra mundial.

Cuando por fin se encuentra en el campo de entrenamiento preparándose para la guerra, surge la primera prueba en la que Doss se apega mucho a sus principios cristianos y se niega a tocar una sola arma lo cual genera mucho descontento de sus compañeros y sus superiores. Finalmente pasan una serie de sucesos que hacen que pueda ir a la guerra desarmado, como médico.

Si llegamos a debatir sobre el objetivo de la película, podemos decir que Mel Gibson busca que el espectador conozca una historia real que sirvió de inspiración. Por otro lado, al ser una película que contiene dos temas y climas muy diferentes que son la guerra y la fe cristiana, se convierte en algo muy bueno que nos deja un buen sabor de boca, tanto a los fanáticos de las películas de acción como a los de las películas religiosas.

Entonces, ¿La película es buena?

Aparte de una buena trama, la película contiene muy buenos efectos de sonido y de música que la complementan para transportar a una época sangrienta y primitiva como lo es la Segunda Guerra Mundial.

Recomendable si quieres ver una película con temas profundos pero que no te exija un entendimiento mayor, también puedes rascarle un poco más y disfrutarla si eres de esos que debate sobre los temas dados en la historia. Si odias la religión, no es tu película.

En fin, solo se necesita tener una mente relajada, abierta y ganas de ver otra película.