La Cuarta Compañía

La gran ganadora de la entrega de los Premios Ariel 2017 incluyendo Mejor Película, llega a la salas de cine este 5 de abril. La Cuarta Compañía, la opera prima de Mitzi Vanessa Arreola y Amir Galván Cervera, es una cinta con espíritu, con años de esfuerzo y trabajo enfocado en retratar el grave problema del sistema penitenciario en nuestro país, a través de la historia del popular equipo de fútbol americano Los Perros de Santa Martha

A principios de los 80, el equipo de Los Perros ya contaba con popularidad dentro y fuera de la penitenciaria, pero ser un perro no sólo significaba ser un reo reivindicado por el deporte; ser un perro era formar parte de la llamada “Cuarta Compañía,” un grupo de auto gobierno dentro de la cárcel que además se dedicaba a delinquir fuera de ella, robando autos por la noche y bancos por el día, todo controlado por los altos mandos de la policía. 

Hace unos años comenzaron a salir a la luz estas actividades, existen testimonios de internos en los que relatan las atrocidades cometidas dentro de la penitenciaria de Santa Martha, algunas casi inhumanas y mismas que se han logrado retratar en la cinta.  No es la primera vez que los directores se acercaban a los asuntos penales, ambos formaron parte de la producción del documental Presunto Culpable (2008), y esta vez han profundizado más en estos temas dirigiendo su primer película basada en hechos y personajes reales. 

Durante una conferencia de prensa, Mitzi Arreola compartió experiencias de este proceso que les ha costado aproximadamente 10 años de realización. Desde la concepción de la idea, la búsqueda de información, el acercamiento con los internos de la penitenciaria, la búsqueda de actores, la filmación y hasta los problemas de distribución, al final todo ha valido la pena pues han logrado una cinta impactante, que nos abre los ojos a otro de los tantos problemas que tiene nuestro país, y que además, logra retratar a los personajes desde un punto de vista más humano a pesar del lugar y la circunstancia en la que se encuentran.

“Nos parecía importante socializar esta información, que donde creemos que están las respuestas y soluciones a estos asuntos, no están”

Arreola y Galván se aventuraron a una investigación extensa, buscando en la fototeca, en grabaciones de radio, periódicos, archivos de los perros originales y, tal vez lo más relevante, los recuerdos y las historias de los internos que vivieron en esa época y de aquellos que se encuentran en el penal actualmente. Involucrar a los internos actuales fue fundamental para todo el desarrollo de la cinta, a lo largo de dos años trabajaron con ellos mediante talleres de teatro y de escritura de sus propias historias, todo esto con dos objetivos: crear confianza y respeto entre el equipo de grabación y los internos, y el enriquecimiento de estímulos de los actores. 

 
 

Desde un principio los directores sabían la producción debía suceder en el lugar real de los hechos, por lo que grabar en la que alguna vez fue calificada como la prisión más peligrosa del mundo involucró un gran reto. Desde lograr permisos con las autoridades hasta lograr un lugar "seguro" para rodar con alrededor de 150 personas que conformaban el equipo, cada uno de los integrantes además de aguantar las exigencias de los directores durante estos años, arriesgaban su vida dentro de la penitenciaria pues se encontraban en un lugar impredecible.  

“Es apostar todo a dos personas que no conoces que te están pidiendo que expongas incluso tu vida”

De acuerdo al famoso director mexicano y uno de los asesores del filme, Felipe Cazals, "A la cárcel uno llega a descubrir quién es o a enterarse que no es nada." Las adversidades, sorpresas e historias que se iban descubriendo a través de diferentes medios, fueron construyendo la visión final que es muy realista, un testimonio de lo que sucede en Santa Martha Acatitla, y que nos hace sentir muchas emociones cuando vemos La Cuarta Compañía. Una de las inspiraciones y gracias a la cual podemos ver uno de los métodos más impactantes de tortura utilizados en los reos fue el libro de Julio Ceres, Cárceles, con una entrevista a un ex director de Santa Martha, nos enteramos del cruel encierro de los castigados, mismos que al final simplemente desaparecían. El mural "Todos Somos Culpables" de Arnold Belkin, ubicado dentro de la penitenciaria fue otro de los retratos utilizados como inspiración para la gran visión del filme. Este mural fue creado por el artista en 1961 pero fue recubierto posteriormente, fue reinaugurado en 1993 después de ser recreado por el pintor colombiano en interno del penal, Edwin Almanza, con ayuda de otros compañeros.

Dentro de la penitenciaria también convivieron con los internos a través del Foro Shakespeare, en el cual hacían las ya mencionadas obras de teatro y se les enseñaban los roles dentro de una producción cinematográfica. El resultado no sólo fue un mejor ambiente, al incluir a los actores en estas dinámicas, los mismos internos retroalimentaban su actuación dándonos un resultado extraordinario en pantalla, como el caso del ganador a Mejor Actor en los Ariel, Adrián Ladrón, quien interpreta a Zambrano, personaje principal de la cinta que llega a la penitenciara por robo de auto y sale transformado en una persona completamente diferente. 

Cada uno de los actores fue elegido completamente por su talento, de acuerdo a Mitzi, en algunos de ellos podemos apreciar las similitudes con los perros reales a los que interpretan. En el caso de Zambrano, el personaje fue creado casi exactamente igual al real, los demás se mantienen fieles aunque se les aumentó algunos elementos de ficción con ayuda de los reos. 

 
 

Zambrano es aquel personaje que para los creadores representa a muchos mexicanos. "Hay cosas que sólo pasan en México," como la doble moral que existe en muchas cosas que no son nunca como deberían ser. En algún momento todos somos como Zambrano, "creemos que nos la sabemos y de repente nos revuelca... nos damos cuenta que las cosas no son como pensábamos." Para Zambrano fue la cárcel, para todos nosotros son las situaciones cotidianas a las que nos enfrentamos día con día y que nos abren los ojos a las diversas y devastadoras realidades que suceden actualmente y que llevan años sucediendo.

"Y es que, en México, el presente es bien antiguo."

Esta experiencia de filmar en un lugar peligroso e impredecible logró que cada equipo de filmación diera lo mejor de sí. Nominada a 20 premios Ariel, fue ganadora de 10 de ellos en la entrega pasada, incluidos Mejor Película, Mejor Actor, Diseño de Vestuario, Efectos Especiales, Sonido y Diseño de Arte. El resultado final es una opera prima perfectamente planeada y realizada en cualquier aspecto que se estudie, la misma post producción sorprende al ser una película mexicana. Si ninguna duda, es una cinta que se merece ser vista, tener una justa exhibición en salas que permita que la audiencia se maraville con ella. Es un cine mexicano al que no siempre estamos acostumbrados, no es ni una de esas cintas con actores famosos e historias predecibles, pero tampoco es una historia con bajo presupuesto que no llega lejos.

“Es el cine que emociona, el cine no solamente te tiene que hacer pasar en la evasión, todo está bien, un buen chiste y un lugar común y tal. El cine de pronto nos gusta porque nos hace vivir las historias desde dentro de los personajes, y nos emociona."

Es por esta misma razón que el estreno ha tardado aproximadamente dos años. La Cuarta Compañía fue estrenada con éxito en el Festival de Cine de Guadalajara de 2016, año en el que también arraso con los premios de este prestigioso festival. El gran problema de distribución que existe en México hace que se cuente con más producciones de las que se pueden exhibir en los cincuenta y tantos fines de semana al año, los que las cintas internacionales siempre ganan. 

“No vas a permitir que, en el momento más importante, la exhibición y distribución, alguien llegue y la lance al mercado y que se la coman los perros.”

La muy alargada espera ha terminado para el equipo de producción y para el público, la fecha de estreno por fin ha llegado este 5 de abril. Por medio de la página oficial y redes sociales podremos tener más información acerca de las salas en las que será proyectada, así como horarios de las funciones. Visita la página www.la4acompania.com para más información.