Desde nuestras pesadillas: Los monstruos del séptimo arte

Desde nuestras pesadillas: Los monstruos del séptimo arte

Desde el inicio de los tiempos, el hombre ha creado monstruos para representar y dar forma a sus miedos más profundos. El monstruo, parte de nuestro imaginario colectivo, personaliza y pone cuerpo a todo lo que sería demasiado para asimilar.

En las cuevas de Altamira y en las de Lascaux ya podemos ver a criaturas extrañas, y a lo largo de la historia, cada cultura se ha encargado de crear sus propias historias y leyendas para explicar aquello que va más allá de nuestro entendimiento, porque al igual que la obscuridad, lo desconocido asusta.

Cada monstruo lleva un humano dentro porque cada humano lleva un monstruo en su interior. Nosotros somos el monstruo y su creador, somos el Dr. Frankenstein y su criatura. 

En esta época del año en la que además de celebrar a la muerte, recordamos a las criaturas de nuestras pesadillas, revisamos las mejores historias que el séptimo arte nos ha regalado para ahondar en ese placer perverso que nos produce el cine de terror.

Primera parte: Vampiros y Hombres Lobo

Vampiros

Los vampiros son personajes muy frecuentes en la literatura, el cine e incluso la música. La fascinación por estos personajes viene de muy lejos, tanto que los encontramos en la cultura tradicional y el folclore de muchos países.

Tradicionalmente, el vampiro es un ser que se ha convertido a la oscuridad. En un momento de su existencia renuncia a su alma, a la luz, a lo humano, por lo que su existencia carece de sentido y sus instintos –y la sed de sangre– toman el control de sus acciones.

El arquetipo “sombra” representa el lado instintivo del hombre, su faceta animal más oscura. Eso les da ese atractivo físico y sensual, que sumado al magnetismo que poseen se convierte en su principal arma para cumplir sus propósitos.

Aquí algunas de las mejores representaciones de esta fascinante criatura en el cine:

Cronos (1993)

Dir. Guillermo del Toro

 
M1.jpg
 

Nosferatu (1992)

Dir. F.W. Murnau

 
M2.jpg
 

Blade (1998)

Dir. Stephen Norrington

 
M3.jpg
 

Interview With The Vampire (1994)

Dir. Neil Jordan

 
m4.jpg
 

30 Days Of Night (2007)

Dir. David Slade

 
m5.jpg
 

The Lost Boys (1987)

Dir. Joel Schumacher

 
m6.jpg
 

What We Do In The Shadows (2014)

Dir. Jemaine Clement y Taika Waititi

 
m7.jpg
 

From Dusk Till Dawn (1996)

Dir. Robert Rodriguez

 
 

Only Lovers Left Alive (2013)

Dir. Jim Jarmusch

 
m9.jpg
 

Bram Stoker’s Dracula (1992)

Dir. Francis Ford Coppola

 
m10.jpg
 

Hombres lobo

Némesis de los vampiros. Siempre han sido presentados como enemigos debido a que estas dos razas se alimentan de la misma presa: los humanos. Hay que remontarse a la mitología griega para buscar el origen de estas criaturas mitad hombre, mitad humano.

El primer hombre lobo reconocido fue Licaón, rey de Arcadia, un gobernante que salvó a su pueblo, pero que cometió una serie de atrocidades entre las que se incluye intentar engañar a Zeus y servirle un plato con carne de uno de sus hijos en la Tierra. Ante esta aberración, Zeus condenó a Licaón y a todos sus descendientes a convertirse en hombres lobo.

Los hombres lobo poseen unos sentidos mejorados en su condición como humanos. Pueden transformarse a voluntad o involuntariamente a causa de la luna llena.

Aquí algunas de las mejores películas de hombres lobo:

Silver Bullet (1985) 

Dir. Dan Attias

 
H1.jpg
 

The Company of Wolves (1984) 

Dir. Neil Jordan

 
H2.jpg
 

Late Phases (2014) 

Dir. Adrian Garcia Bogliano

 
h3.jpg
 

The Wolf Man (1941) 

Dir. George Waggner

 
h4.jpg
 

Dog Soldiers (2002) 

Dir. Neil Marshall

 
h5.jpg
 

The Howling (1981) 

Dir. Joe Dante

 
h6.jpg
 

Ginger Snaps (2000) 

Dir. John Fawcett

 
h7.jpg
 

An American Werewolf in London (1981)

Dir. John Landis

 
h8.jpg