Las películas más terroríficas que marcaron al equipo #VELV

No hay manera más perfecta para escapar de nuestra realidad que cuando nos dejamos llevar por el arte en especial hablando del Séptimo Arte. El cine es una de las formas de expresión más puras y lo más grandioso es que podemos darles una interpretación personal.

A lo largo de nuestras vidas hemos visto miles de películas, vamos al cine y disfrutamos el ritual de ver una interesante narrativa. Antes estaba el medio tiempo en el cine y ahora podemos disfrutar de una película en salas 4dx, con una gran fidelidad sonora. Hoy celebramos la vida de cintas que nos tramaron, cambiaron y dejaron marcas en nuestras vidas, hablo de los bellos géneros como el terror, horror, misterio, suspenso entre otros, conmemorando la fecha de Halloween y claro el Día de Muertos; es por eso que el equipo de VELV Magazine, nos comparte un poco más de su mundo y como ciertas películas marcaron su vida para siempre.

Por: Ale Arévalo

Debo aceptar que el cine de terror no es mi favorito. Sin embargo, siempre me ha causado curiosidad y me encanta ver una siempre sola a la hora que sea. Cuando era niña, mis primos me obligaron a ver Chucky, cuando era la favorita de Canal 5, obviamente desde ese día no quería volver a ver a mis muñecos. Pero la primera película que de verdad me traumó fue Hostal (2005). 

Cuando tenía 12 años la vi a escondidas con mis primas, recuerdo que se acababa de estrenar y existía muchas advertencias por las escenas fuertes que tenía, y para nosotras también era como la emoción de ver una película de adultos escondiéndonos en casa de la abuela. A esa edad ya había visto hasta El Aro (2002), pero ver por primera vez una película gore en la que no hay cosas sobrenaturales, todo lo que existe es literalmente personas torturadas por la simple diversión de alguien más. Esa noche me acuerdo perfecto que no dormí, me daban escalofríos y hasta tuve que dormir con mi hermana. 

Siento que actualmente existen películas de ese tipo que son mil veces peores, y hasta la fecha no me gusta verlas, para mí el cine gore es un reflejo del nivel de maldad y enfermedad que puede tener el ser humano, además del morbo de poder ver cómo se le hace eso a alguien. Simplemente soy de la mentalidad que hay que temerles más a los vivos que a los muertos. 

 
 

Por: Arturo Trejo

Honestamente el cine de terror o suspenso fue algo que comencé a admirar hasta hace unos años, no por miedo, sino porque prefería verlo en videojuegos tipo Resident Evil que en el cine. Sin embargo, hay 2 momentos en mi infancia que recuerdo mucho y que, al buscar escribir estos párrafos, brincaron al minuto.

El primero si bien no es cine, creo que fue una serie de televisión muy bien lograda para su epoca, o al menos lo que recuerdo del “presentador”. Tales From The Cript, fue esa serie de principios de los noventa que narraba historias de terror en la voz del Guardian de la Cripta. Más allá de las historias que contaban, me aterraba el intro y el ver al Guardian moverse, en mi pequeña cabeza de un niño de 6 años no concebía que alguien o algo se pudiera ver así, y el simple hecho de verlo en la pantalla me aterraba, a tal grado que mi papá y mis tíos llegaban a hacerme bromas.

 
 

El segundo puede ser un cliché, pero fue el creador del miedo a los payasos en muchos. Obvio me refiero a la serie de IT de los 90. Protagonizada por Tim Curry, fue una serie que a mi parecer marcó mucho a toda una generación con escenas icónicas, siendo así la escena del baño la que más impacto me causó. Sí, es trillado lo sé, pero creo que justo llegó en un momento que muchos nos identificábamos con los niños de la historia, tal vez por edad o por comportamiento, pero estoy seguro de que a más de uno le costó trabajo entrar a bañarse sin pensar que Pennywise saldría de la coladera del baño.

 
 

Por: Majo Tielve

Sin duda el mes de octubre tiene mi fecha favorita del año, hablo de la mágica noche de Halloween, que lleva el nombre de una de las cintas más icónicas de todos los tiempos y este año está de vuelta lanzado la décima entrega de la franquicia. Si hablamos de géneros como el terror, horror, misterios, suspenso etc, pienso en películas que en verdad me cambiaron la vida, comenzando por el clásico de brujas The Witches, donde mi mayor miedo era convertirme en ratón, pasando por cintas como Criters que sí, las vi en Canal 5 cuando pasaba cosas buenas.

 
 

Ahora que las cosas han cambiado mucho en la narrativa creo que me inclino más por cintas como The Witch, o la maravillosa It Follows, llegando a Hereditary que ahora puedo decir es mi favorita, ya que es perfecta en todo, la fotografía, guión, dirección, score y las actuaciones, siendo esta una posible nominación para Toni Collete como Mejor Actriz.

 
 

Ahora recuerdo mi más grande trauma The Human Centipede; en verdad considero esta cinta como lo más asqueroso que he visto y no la he podido volver a ver, ni mucho menos las nuevas secuelas que son cada vez más pertubadores.

 
 

Entrando al gore no puedo dejar fuera a mi favorita. Con una construcción fantástica, muy buena dirección y actuaciones, hablo de Haute Tension.

 
 

Por: Mario Estrada

El cine de terror se ha caracterizado por trascender el tiempo y por ser uno de los géneros que mejor envejecen.

Desde Nosferatu a La Llorona próxima a estrenarse, el cine de terror ha sido una constante en el ojo público; esto gracias a que se trata de un género que posee una gran capacidad de adaptación. Desde un filme barato y lleno de clichés a exploraciones artísticas y contemplativas.

Entre las películas que planeaba tocar se encontraba El Bebé de Rosemary, Trick R Treat, Suspiria, entre muchos otros clásicos conocidos, sin embargo opté por una opción un poco menos obvia.

VAMPYR del año 1932 nos nuestra una adaptación del mito del Vampiro popularizado por Bram Stoker y que ha estado entrelazado con la historia del cine desde sus inicios.

En este filme del director danés Carl Theodor Dreyer, seguimos a Allan Grey, un joven aficionado a las artes ocultas que tras llegar a un pequeño pueblo se verá inmiscuido en un viaje que trasciende la consciencia y lo conocido, adentrándolo, y a nosotros también, a un mundo de pesadilla que acompañará al espectador mucho después de que acabe el filme.

Lo destacable de esta película es que, a mi parecer, a pesar de tener casi 90 años esta se siente vertiginosa, experimental y extrañamente moderna.

Desde sus ágiles movimientos de cámara, su estructura no lineal, sus emplazamientos, el montaje y sus increíbles secuencias, como la del sarcófago y el final, la hacen una obra que debe de apreciarse al menos una vez en la vida; y qué mejor momento que el día de muertos para descubrir a este maravilloso director y dejarse llevar por una historia que conocemos, contada de una forma distinta, refrescante y sobre todo, creada con pasión, más allá que la ganancia económica. 

 
 

Por: Jesús Blanco

No hay duda de que hemos visto cientos de películas de terror, algunas realmente logran materializar este concepto, otras carecen de argumentos y muchas otras que podrían ser buenas terminan cayendo en lo ridículo.

Aunque no soy un conocedor del cine, podría decir que aquella película que protagonizo mis terrores durante la niñez es sin duda El Exorcista (1973), quizá el filme pionero de todo esto de las posesiones y expulsión de demonios del cuerpo. 

Basada en la novela de William Peter Blatty y dirigida por William Friedkin, creo que la película reúne los elementos necesarios para ser una de las mejores películas de terror, cada uno de los sucesos te atrapan, queriendo no perder un solo detalle de la historia.

Uno de los momentos icónicos de esta película bien podría ser la escena donde Regan baja las escaleras con esa postura extraña y sumamente difícil de realizar y sin duda el épico desenlace dónde el el filme llega a su clímax con el mejor exorcismo del cine. Filmado a temperaturas bajo cero dentro de congeladores para lograr el ambiente perfecto, la muerte de ambos sacerdotes y la expulsión exitosa del demonio culminan con lo que para mí ha sido la película de terror que más me ha impactado y generado una real sensación de miedo.

 
 

Por: Mariana Medina

Goodnight Mommy película austriaca que vio la luz en 2014, va de dos hermanos gemelos que viven con su mamá aislados en el campo, al regresar de una cirugía facial ella está vendada completamente de la cara, esto cambia la percepción de sus hijos que ven en su madre a una persona distante, siniestra y oscura.

A mi gusto la historia de Goodnight Mommy llega a ser perturbadora, da un giro inesperado que cambia totalmente el rumbo de la historia. Al principio podría parecer lenta, pero el tiempo que le dan a cada escena es exacto y logra que la experiencia (porque sí, para mi es una experiencia) sea aterradora.

La actuación de los hermanos Lukas Schwars, Elias Schwarz y Susanne Wuest nos lleva por un camino perturbador en el que todo es incierto, lo que pensamos que es el rostro del horror puede convertirse en el rostro del pánico.

Dirigida por Veronika Franz Severin Fiala es sin duda una película llena de simbolismos que no es para todo tipo de público, seguramente te dejará con ganas de abrir debate con quien la viste, pero no precisamente ganas de volverla a ver, a menos que seas muy arriesgado…

 
 

Por: Claudia Anguiano

IT: Sí, es la típica a mencionar, pero aún recuerdo la primera vez que vi salir a IT de la coladera del baño. Hasta el dia de hoy me causa un temor ver esa escena y aún tapo la coladera de mi baño, así de impactante debe ser una escena de terror."

 
 

Por: Karla Arlette

Mi acercamiento con el cine de terror, suspenso y afines es poco, supongo porque mi sensibilidad me traiciona y puedo pasar días sin dormir bien, si algo que veo me asusta. Sin embargo, sí tengo varios títulos que me han marcado de distintas maneras:

The Shining, de Kubrick: La vi cuando tenía doce años, aproximadamente, y pocas veces me he asustado tanto. Lo triste del asunto no es que haya sido por el contenido de la película, más bien porque mi hermana se escondió debajo de mi cama y cuando terminé de verla me dio uno de los sustos más horribles que he experimentado.

 
 

The Others, de Amenábar: Pocos guiones del género me han parecido tan geniales e inteligentes. Fue la película que me hizo reconsiderar la capacidad de complejidad y originalidad del suspenso en el cine.

 
 

Psycho, de Hitchcock: A diferencia de muchos, que la ven desde muy jóvenes, debo admitir que tiene poco tiempo que vi la cinta, más o menos dos años. Lo agradezco, la experiencia fue increíble, apreciar de lleno la música de Herrmann, quedar impresionada por la innovación en la dirección de Hitchcock que marcó la época, la actuación de Perkins

 
 

The Village, de Shyamalan: No es de las mejores películas del género, está lejos de serlo, pero me regaló uno de mis scores favoritos. El trabajo de James Newton Howard en la música es maravilloso y el hecho de que la ejecución del violín principal haya corrido a cargo de Hilary Hahn, voló totalmente mi cabeza. 

 
 

The Witch, de Eggers: Su historia, fotografía, música y calidad ganó toda mi admiración. Terror genial en toda su expresión, es la muestra actual de que todavía es posible hacer cine de calidad en el género con poco presupuesto y dejando a un lado todo lo que Hollywood ha corrompido.

 
 


Por: José Marr

Como muchos, soy fan de las películas de terror, aunque creo también, que siempre que preguntan por la recomendación de alguna, cuesta mucho trabajo recordar alguna más allá de los clásicos de clásicos de antaño, que no haya decepcionado. Esto porque sí, quizá muchas son capaces de atraparte, sacarte algunos sustos o mantenerte en suspenso, pero la gran mayoría siempre decae en la parte final donde no saben cerrar esas ideas que construyeron a lo largo de la trama, yéndose a lo ridículo, a lo inexplicable... etcétera. Para esto, creo que una de las películas que me marcó fue, sin duda, fue la primera de las cincuenta y tantas -bueno, fueron 7- cintas de Saw, y fue una cuestión de susto o "terror" no por fantasmas, demonios, posesiones o por levantar el ruido de golpe tras los profundos silencios cada 2 minutos, si no porque a mi muy temprana edad cuando la vi, sabía que era algo que podía ocurrir en la vida real.

Una persona que en venganza de un suceso trágico y ante la ineptitud de la justicia decide ser él el juez ante casos sin resolver y llevando la resolución al terreno de los "juegos macabros", buscando hasta el último rincón argumentos de los involucrados para ser merecedores a ser un eslabón en este acertijo y engranaje de un guión que el mismo jigsaw tiene preparado para que en el peor de los casos los condenados mueran, o en caso de ser salvados, sufran de una forma similar en la que hicieron daño. Y me resultó sumamente interesante en aquel entonces cómo se va desenvolviendo el misterio, con cierto terror, con suspenso, hasta con algo de gore en cantidades justas. La forma en que van contando al espectador lo sucedido y nos van presentando a Jigsaw, llevando por momentos a creer que realmente él no es el malo de la película y que sus participantes, merecen estar en dichas situaciones. Un filme tan bien pensado que cuesta mucho encontrarle huecos argumentales, que sorprende el hecho de que la mayor parte del tiempo (quizá un 80%) todo se desarrolle entre 2 personajes que platican y se conocen dentro de una cámara de refrigeración(?) con un giro totalmente espectacular en sus últimos minutos con la sentencia de "El juego ha terminado".

Quizá las primeras 2 cintas sean las mejores, la primera sin duda, es garantía. Y ya para los fanáticos si es que quedan aún enganchados con la 3ra y la manera en que van repartiendo protagonismo a otros personajes, perdiendo sustancia y abusando de los mismo, bueno, cada una de las demás películas aguarda sus sorpresas aunque ciertamente, de la 5ta en adelante ya sean un exceso sin justificación alguna.

 
 

Por: Jorge

La película de terror que más miedo me dió de niño y hasta la fecha me sigue erizando la piel es The Shining, recuero que mis padres la compraron cuando yo tenía unos 7 años, no quisieron que la viera con ellos así que cuando salieron al día siguiente y me dejaron solo entré a su habitación para ponerla, no logré acabarla por el profundo miedo que sentí después de ver a la mujer de la tina.

En esa casa donde vivía de niño pasaban cosas raras, después de ver la película siempre tuve la sensación de que se me aparecerían esas niñas o la mujer putrefacta en algún lugar de la casa, nunca pude estar solo sin tener una extraña sensación durante muchos meses después de matar mi curiosidad.