Otra tonta nota acerca del sarcasmo

Ilustración: "Serpents Nest", Carmen Kay.

Así es mi querido lector, aquí está lo que has buscado todo éste tiempo, un texto de Internet más acerca del sarcasmo. Una inocente nota que tal vez te ayude a explicar a los no iniciados tu peculiar manera de comunicarte con ellos.

Es común describir al sarcasmo como la forma más baja de humor pero la más alta expresión de ingenio, pero, ¿qué quiere decir eso?

Antes de ofrecer mi humilde punto de vista acerca del tema en cuestión quiero aclarar que de ninguna manera me considero un experto en sarcasmo como lo puede ser un iluminado filósofo o un cultivado literato o hasta un celebrado lingüista, simplemente soy un autodidacta entusiasta.

El sarcasmo es una forma baja del humor por una razón muy simple, su objetivo es destruir.  La traducción literal de su origen griego es “arrancar la carne”, por tanto, el sarcasmo tiene su carga brutal.

Un comentario de este tipo siempre va dirigido a una víctima, en el mejor de los casos, descuidada que deja volando una oportunidad para una frase mordaz que acabará con su argumento y, dependiendo de la efectividad del sarcástico, hasta su integridad.

El sarcasmo es una forma inteligente de insultar a alguien de manera más eficiente. Un insulto regular difícilmente cumple su cometido contra alguien muy ignorante de su desfavorable condición. Ejemplo: es poco probable que un idiota que no cree serlo se ofenda si lo llamas idiota, pero si el idiota dice que “las trae muertas” es tu deber moral hacerle notar, ante la mayor cantidad de gente posible, que la muerte neuronal no es cosa de chiste.

Una frase de éste tipo puede resumir su efectividad en los siguientes puntos:

·         Oportunidad: un comentario sarcástico efectivo es liberado en una conversación con la precisión de un neurocirujano, si se suelta unos instantes tarde el efecto puede ser contraproducente.

·          Simplicidad: una frase lapidaria siempre será mejor cuando es corta y simple. Matar el discurso de su objetivo con sólo un par de palabras es una recompensa que solo los grandes maestros conocen.

·         Pulcritud: una de las bellezas del sarcasmo está en ser devastador en el insulto, pero inmaculado en las palabras. Lo que estás diciendo podría ser dicho en cualquier otro contexto y nadie sospecharía que eso puede ser un insulto.

·         Ironía: torcer las palabras, jugar con el doble sentido, hacer uso de referencias comunes, exagerar, gesticular… todo con tal de que lo que dices y lo que tus oyentes entienden sea totalmente distinto.

·         Originalidad: un comentario sarcástico extraordinario es nuevo, fresco, inédito. Puede ser una frase hecha pero tiene que ser usada de una manera innovadora.

·         Propósito: la única diferencia entre un insulto descarado y un comentario sarcástico fino está en el propósito. Usar su don sabiamente, ya sea para bajarle los humos a un imbécil pedante o para despejar un poco la tensión de la situación, es la marca de un verdadero conocedor. Recuerde, un gran poder conlleva una gran responsabilidad.

Es debido a éstas características y la habilidad que un sarcástico debe tener para analizar la conversación, encontrar las palabras exactas que harán el mayor daño posible y enunciarlas en menos de una fracción de segundo que el sarcasmo es una de las expresiones de inteligencia popularmente reconocidas.

El ingenio es la capacidad de relacionar ideas o situaciones con un fin específico. El sarcasmo es una de sus expresiones más altas por que se tienen que hilar ideas aparentemente distantes o inconexas para lograr un comentario efectivo.

Es un hecho que ser inteligente te hace un sarcástico mas efectivo, pero, decir que todos los sarcásticos son inteligentes es como decir que todos los que terminan una carrera son profesionales capacitados.

En la cabeza de alguien que no domina el arte, un maestro del sarcasmo es una serpiente venenosa lista para atacar a la menor provocación, es un terrorista, un amargado y un pesimista, un mediocre que no puede hacer nada mejor que criticar a los que ponen manos a la obra, un sarcástico pretende rebajar a los demás a su nivel.

Ante todo esto cabe preguntarse ¿Ser sarcástico es algo positivo o negativo? Supongo que la respuesta depende del lado del insulto en el que te encuentres.

No es cinéfilo, ve muchas películas. No es melómano, no quiere vivir sin música. No es escritor, es ingeniero. Quiere que todos sepan que el sentido de la vida el universo y todo lo demás es 42.