¿Por qué nos importan los personajes de Marvel?

Las reglas básicas de la narrativa proponen que para que una audiencia se encariñe con un personaje, este debe cumplir algunos requisitos. Por ejemplo, que se encuentre en peligro inmediato, que sufra una desgracia no merecida, que sea muy bueno en lo que hace y que nos haga reír, no contando chistes, sino encontrando soluciones divertidas a sus problemas. 

Hace nueve años conocimos a Tony Stark, un magnate hombre de negocios, científico, mujeriego que eventualmente se convertiría en Iron Man. Este fue el inicio del universo cinematográfico de Marvel que ahora cuenta con 16 películas y espera estrenar otras 6. ¿Por qué nos importan los personajes de Marvel? Cuando conocimos a Tony Stark, inmediatamente nos hizo reír con sus comentarios agudos, no pasaron más de 2 minutos cuando la caravana en la que viajaba sufrió un atentado. En los primeros minutos de la película, Marvel se toma la molestia de presentarnos al personaje de forma que podamos sentir algo por él, su jerarquía de necesidades se va hasta la base, a pesar de ser un millonario que vende armas, Tony se encuentra en una situación con la que cualquiera puede empatizar, supervivencia. Tony necesita un a un lugar seguro, pero fracasa. Una bomba lo lanza al piso dejándolo malherido. No sabemos qué le ocurrido hasta que entendemos que fue secuestrado por terroristas afganos.  

 
 

Después cortamos a los eventos ocurridos 36 horas antes en Las Vegas. ¿Por qué no empezar así? ¿No hubiera sido más fácil contar la historia de forma lineal? Tal vez, pero hubiéramos conocido a un Tony de forma impersonal, una voz nos narra lo bueno que es en su trabajo y a pesar de que es un buen recurso cinematográfico, hubiera tenido menos fuerza pues otra regla del cine es mostrar, no decir. Además de que, durante la ceremonia, vemos que Tony es despreocupado y prepotente. Si hubiéramos visto esto antes, no hubiéramos empatizado tanto con su secuestro pues le hubiera quitado fuerza al elemento de “desgracia no merecida”.

Marvel toma precauciones similares para presentar a todos sus personajes, excepto con Hulk, esa película tuvo el reto de borrar los errores de la Hulk de Eric Bana. Cuando conocemos al doctor Bruce Banner de Edward Norton, ya está contaminado de radiación gama. Decisión cinematográficamente acertada pues la audiencia ya estaba cansada de ver la creación de Hulk. Sin embargo, esto nos deja en una situación que nos impide ver a Bruce Banner haciendo cualquier cosa que nos permita empatizar con él. Sin duda una de las películas menos memorables de Marvel.

 
 

Misma situación ocurre con el Spiderman de Tom Holland, Marvel sabía que la gente ya no quería ver la secuencia de la araña mordiendo a Peter, pero solucionaron el problema presentando al personaje directo en acción. Aprovechando que las cintas anteriores ya se tomaron la molestia de explicar la creación del superhéroe, vemos un Spiderman que entra a robarle su escudo a Capitán América y a hacer comentarios divertidos. Seguido del peligro inminente que representa la Guerra Civil.

 
 

Cuando conocemos a Thor, su desgracia no merecida llega junto con él. Jane Foster (Natalie Portman) lo atropella con su camioneta antes de que podamos verle la cara. Inmediatamente después la película se enfrenta al reto de introducir la posibilidad de vida extraterrestre al universo cinematográfico de Marvel, además de que tienen que explicar milenios de historia en un corto periodo de tiempo. ¿La solución? Anthony Hopkins narrando la historia de Asgard y los 9 reinos. Después conocemos a Thor y a Loki de niños. Momento importante pues está sentando las bases para presentar al villano de The Avengers. Loki no podía ser un villano unidimensional como los de las telenovelas de Televisa, los malos que son 100% malos son aburrido. Loki es un niño que crece queriendo ser mejor que su hermano. Es un personaje que lo único que quiere es pertenecer. Su jerarquía de necesidad está en el segundo nivel básico. Al fracasar incluyéndose, Loki se vuelve un personaje tridimensional, es 51% malo y 49% inseguro. Inseguridad que Tom Hiddleston logra mostrar solo atreves de los ojos, pero siempre manteniendo un porte monárquico. Loki es tan frágil como peligroso. Lo que lo convierte en el villano ideal en The Avengers. (La era de Ultron fracasa al darnos un villano súper-poderoso pero unidimensional)  

 
 

Por último, Steve Rogers, a quien nos presentan como alguien débil con una serie de enfermedades congénitas que son su desgracia no merecida. ¿Lo más importante de Steve Rogers? Que tiene un buen corazón, la audiencia simplemente no puede no encariñarse con alguien que sea de buen corazón. (El más claro ejemplo es Forest Gump) Steve no es bueno en lo que hace, no nos hace reír, no corre ningún peligro, al contrario, todos intentan alejarlo de la guerra. Pero Steve tiene un buen corazón y por eso lo eligen para ser Capitán América. Después de las inyecciones todo cambia, Steve se ve en peligro cuando un agente de Hydra mata al doctor Abraham Erskine, Steve demuestra ser un súper-soldado excelente en su trabajo sin dejar de ser una buena persona. 

 
 

Cuando llegamos a Avengers, ya conocemos a todos. La agente Natasha Romanoff (Scarlett Johansson) la conocemos en Iron Man 2 cuando Tony la obliga a luchar contra Happy dejándolo en ridículo. Y a Hawkeye lo conocemos en Thor, donde no hace nada, pero demuestra tener potencial para disparar con su arco. En esta situación estamos en una reunión de personajes que nos caen bien y nos importan. La diferencia con DC es que por ejemplo en Escuadrón Suicida, nos presentan a todos los personajes en 10 minutos y después esperan que empaticemos con ellos. Simplemente no funciona así. Marvel lleva 9 años construyendo un universo. DC debería construir el suyo antes de tratar de competir con su Liga de la Justicia.

Marvel ahora puede darse el lujo de hacer una película “desgarradora” al estilo de Toy Story 3, pues ya pasó suficiente tiempo como para que nos afecte la muerte de cualquiera de sus personajes. 

Soy el de la claqueta. Si me quieres mentar la madre, hazlo por twitter @raulsalgadoo y procesaremos su solicitud.