Guns N' Roses hace vibrar a más de 40 mil almas en Bilbao

Fotos y videos por: Ale Retes

Recordando a la banda que encabeza William Bruce Rose, cantante y compositor de Guns N' Roses, quienes marcaron su inicio con la llegada del emblemático Appetite For Destruction (1987), ejemplar del cual se vendieron cerca de 30 millones de copias en el mundo, siendo así "Welcome To The Jungle" la canción que encabezaría dicha producción, llegando así al momento de Chinese Democracy (2008), sexta producción de la banda de rock americana, dicho LP rompió el silencio desde la publicación de The Spaghetti Incident? (1993).

Recordando todas las fracturas que  ha sufrido la alineación, podemos resaltar nombres como Izzy Stradin (Guitarrista) quien grabó tres discos con la alineación, pasando por Steven Adler, hasta llegar a Gilby Clarke.

Reviviendo giras como Appetite For Destruction Tour (1988), que presumía de una gran alineación al lado de: Axl RoseSlash (guitarra principal), Izzy Stradlin (guitarra rítmica), Duff (Bajo) y Steven Adler (batería), a diferencia de Up Close And Personal Tour (2012).

Mientras tanto el grupo seguía intentando dar lo mejor de sí, viajando con una maleta que cada vez se iba haciendo más y más ligera, decidiendo continuar su camino y dejando a cada paso una historia que nos recordaba al cabello rizado de Slash y al bajo de Duff.

GnR, quienes fueron headliners del festival BBK Live (Antes de ser llamado así) y  que han visitado España una gran cantidad de veces durante los últimos 11 años, nos tenía con un nudo en la garganta, con la espera de ver lo que realmente fue y sigue siendo la banda que nos marcó con  icónicas producciones como: G N' R Lies (1988) y Use Your Illusion I (1991).

Es por eso que la reunión de la banda californiana es tan importante al igual que un Van Gogh,  que con sus grietas y colores desgastados por el paso del tiempo sigue siendo una gran obra de arte.

Durante los últimos años el poder escuchar a la banda de Slash era lo más cercano a sentir lo que era el recuerdo de Guns. Es impactante la forma en que la banda supo llevar este tormentoso camino y hacer una poesía de esos difíciles momentos, al presentarse en Bilbao el pasado 30 de mayo, mostrando que Guns no ha muerto, que siguen conservando ese melancólico sonido de "My Michelle", volviendo a abrir ese camino que nos transporta a sus comienzos con "Rocket Queen". 

Si algo nos quedó claro en el concierto de anoche en Bilbao es que el foro San Mamés nos entregó uno de las mejores noches, con más de 40 mil almas abarrotando el lugar con esa peculiar energía, mostrandolo así en playeras que conmemoraban las portadas de álbumes como Appetite For Destruction.

Estos momentos pasan al baúl de los recuerdos, por la energía que se siente y se comparte, no importa el lugar en el que estés, la emoción de vivir a una de las bandas que cambiaron el rumbo de la música es impactante. El foro estaba lleno de almas que compartían con sonrisas, gritos y bailes la llegado de la banda al escenario. Fueron 20 años los que se demoraron para entregarnos una presentación tan especial y completa. 

 

Una celebración que duró aproximadamente tres horas, siendo coronada por los sombreros de los asistentes que compartian la fiesta en la vestimenta de Rose. A las 9:30 de la noche se desbordó un puñado de juventud encapsulado,  así fue como Axl portando una camiseta de Harley Davidson y Slash con sus pantalones de cuero a la cintura, arrancaron el concierto con su habitual "It's So Easy" y "Mr. Brownstone" temas pertenecientes a su primer LP.

 
 

Entre bailes  y cantos de melancolía se dejo caer el tema "Welcome To The Jungle" incendiando al público, algunos se mostraban incrédulos antes la oportunidad de saldar una deuda pendiente de escucharlos en vivo y no por un viejo vinilo. Es impactante ver como la imágen icónica de Slash y duff sigue intacta, Axl iba de un lado al otro con la energía que proyectó en el concierto tributo a la voz de Mercury en el "Freddie Mercury Tribute Concert" (1990), desapareciendo del escenario para salir con un nuevo atuendo al tiempo que Slash se dedicaba a incendiar la guitarra con su solo en "Double Talkin Jive", Ofrecieron momentos como "Black Hole Sun" de la banda Soundgarden en homenaje a una de las voces que marcaron la historia del grunge, Chris Cornell. Entre aplausos, gritos y obaciones fueron recibidos los clásicos "You Could Be Mine""Live And Let Die" llegando el momento de  "Coma" donde Axl dejó al enardesciente publico con los rifs de Slash. 

Guns N' Roses, "Sweet Child O' Mine":

 
 

Esta vez lo hicieron a lo grande ante más de 40,000 personas en San Mamés, a pesar de un inicio atropellado por parde del audio, las canciones lograron sobresalir sin mayor problema. Una adaptación sonora de El Padrino dio paso a "Sweet Child O' Mine", instante lleno de pasión y entrega por la banda y los asistentes, las chicas se subian a los hombros para sentir el viento soplar, llegando el momento de terminar la noche con el piano que interpretaba las profundas notas de "November Rain" siendo desgarrador de principio a fin, seguido de los rugidos de Axel en "Don't Cry", marcando el final de la noche con la llegada de "Paradise City" dejando caer el silencio con los fuegos artificiales que impregnaron la noche.

Guns N' Roses, "Paradise City":

 
 
 

Checa nuestra galería de fotos:

 

Diseñadora, amante de los animales, me encanta viajar y descubrir el mundo.