The Strokes: De la revolución a la nostalgia

The Strokes: De la revolución a la nostalgia

Por Yuri Nava

Está de más decir que la banda integrada por Julian Casablancas, Albert Hammond Jr., Nick Valensi, Nikolai Fraiture y Fabrizio Moretti cambió una era, pues no por nada se les considera como “Los salvadores del rock”, sin embargo The Strokes cuenta en su haber con cinco discos y dos EP’s en donde se puede observar que su sonido desalineado y estruendoso ha dado algunos saltos evolutivos (no todos muy aplaudidos) que aún los mantiene en el radar de lo alternativo.

Aquí te daremos un breve pero contundente repaso de los cambios significativos que el quinteto ha tenido a lo largo de su carrera.

Is This It (2001)

Es quizá el disco más celebrado de los neoyorkinos debido al sonido innovador que impusieron; el quinteto combinaba los acordes sencillos del garage rock, la simpleza del punk y un ritmo alegre, melódico y fresco que sin duda se convirtió en la cereza del pastel, y que los llevó incluso a ser caracterizados. La importancia del Is This It radica en que el 100% de las canciones incluidas en este álbum fueron éxitos rotundos. Con una nueva década llegaba una nueva era en el rock, The Strokes dio paso a otras agrupaciones como Arctic Monkeys, Franz Ferdinand, Kings Of Leon y The Libertines.

Calificación: 5/5

 
 

Room on Fire (2003)

Las expectativas estaban al alza y The Strokes tenía que demostrar que el éxito de su primer lanzamiento no fue cuestión de suerte; muchos expertos hicieron malas críticas debido a que de los 11 temas que completaban el material, solo un par alcanzaron el nivel esperado, sin embargo hay que rescatar que fue Reptilia” el himno que levantó este material y logró llevarlos nuevamente a las listas de popularidad por mantener el sonido inicial pero agregando acordes y riffs más pegajosos, lo que terminó por darles la vitalidad y fuerza, estilo que continuarían en su siguiente trabajo.

Calificación: 3/5

 
 

First Impressions of Earth (2006)

En lo personal, mi álbum predilecto. Aquí Casablancas y compañía consiguieron un sonido más completo y definido; si bien las guitarras continuaban con el estilo anteriormente mencionado, el bajo y la batería fueron el vigor central de este disco,  lo cual automáticamente hizo que la percepción de la banda cambiara de ser una alegre a una mucho más madura y con mayor calidad en la lírica (YOLO). A estas alturas, la banda pasaba por su mejor momento y este disco marcaría el peldaño más alto que alcanzarían.

Calificación: 4/5

 
 
 
 

Angles (2011)

Tras cinco años de descanso The Strokes lanzó su cuarto álbum discográfico con algunos tropiezos, ya que a pesar de arriesgarse a nuevas técnicas de producción que incluía sonidos electrónicos, los temas en general suenan bastante planos y llenos de estrofas que fácilmente hastiarán al escucha, otro cambio significativo es que a partir de este disco, el quinteto dejó de producir “himnos” para la generación alternativa; no obstante, su regreso dio pie a que la banda regresara a los escenarios, incluyendo a México.

Este material fue el más experimental y radical puesto que la mayoría de los integrantes regresaron de otras experiencias individuales, ya sea colaboraciones con otros proyectos o álbumes solistas.

Calificación: 2/5

 
 

Comedown Machine (2013)

El sonido experimental que los neoyorkinos intentaron en el material pasado, aquí se ve un poco más consolidado, los arreglos se escucha más limpios y cuidados, sin embargo hay algunos problemas que persisten, ninguna canción fue significativa, y personalmente el cambio en la voz de Julian Casablancas no me terminó de convencer.

Calificación: 2/5

 
 

Future Present Past EP (2016)

Sin duda un material difícil de calificar debido a que sólo contiene tres temas inéditos y un remix realizado por el baterista; a pesar de ello aquí se logró rescatar la figura emblemática de The Strokes al regresar a la esencia más pura de su sonido original, llevándonos a la nostalgia con un sonido más suave y relajado. A consideración mía, el quinteto debió aplicar esta mismo formato (EP) a sus dos discos anteriores, con esto no me refiero a que no deban experimentar, o mucho menos que se estanquen en un mismo sonido, mi punto es que era preferible descartar varias canciones que componían los álbumes, para solo dejarnos con aquellos temas que de verdad gustaron, aunque al final sólo fueran de dos a cinco singles por cada disco.

Calificación: 3/5

 
 

The Strokes pasó de ser uno de los proyectos más representativos de la música alternativa a ser una agrupación vista con nostalgia, a la cual irías a ver más por recordar una época que para disfrutar de sus últimos materiales. Los neoyorkinos dieron pie a una generación que ahora los ha rebasado y por mucho, sin embargo no se olvidan los buenos tiempos que esta banda dio voz a los jóvenes de los dos mil y por ello se mantiene como headliner de los festivales de rock más importantes en el mundo.