50 de 100 Años de Soledad

"No se le había ocurrido pensar hasta entonces que la literatura fuera el mejor juguete que se había inventado para burlarse de la gente"

Ilustración de Luisa Rivera para la edición ilustrada de Cien Años de Soledad de la editorial Penguin Random House.

Hoy celebramos el 50 aniversario del grandioso libro de Gabriel García Márquez, 100 Años de Soledad. Un libro que realza el realismo mágico característico del escritor colombiano y que retrata la vida de una familia a lo largo de siete generaciones.

Personajes con los mismos nombres en un mismo pueblo, Macondo, nombre inspirado en una finca bananera cercana al pueblo natal de García Márquez, Aracata, y la irrealidad y fantasía dentro de la vida cotidiana, rodean a este libro que contiene múltiples inspiraciones de la vida del autor. Tenemos personajes inspirados en su propia familia como el General Aureliano Buendía, resultado de una mezcla entre su abuelo y el Che Guevara o Úrsula, creado en homenaje a su abuela Tranquilina Iguarán. La casa de los Buendía está inspirada en aquella en la cual creció junto a sus abuelos y tías, de quienes plasmó características femeninas a sus propios personajes, incluso se ha dicho que las historias de guerra de su abuelo fueron fundamentales para la temática principal del libro, la guerra y la muerte.

García Márquez era simplemente otro autor sin éxito para aquella época en la que se publicó por primera vez esta obra, 30 de mayo de 1967, en Buenos Aires. Fue esta obra la que lo posicionó en la mente de los lectores, una obra escrita con todo aquello que reconocía que le había faltado plasmar en sus obras anteriores, una obra en la que le escribe al lector “de la manera en la que él mismo hablaría con alguien”, consejo que le daría un escritor catalán, Ramón Vinyes. Algunos afirman que solamente tardó 18 meses en escribir esta historia, para otros fueron 15 años, pero lo cierto es que es una historia que ha trascendido el tiempo, ha acercado a generaciones de diferentes lados del mundo y seguirá haciéndolo. Y aunque para el fallecido escritor esta no fue su obra favorita, definitivamente es aquella que perdurará en el tiempo.

Pensar que un millón de personas pudieran leer algo escrito en la soledad de mi cuarto, con 28 letras del alfabeto y dos dedos como todo arsenal, parecería a todas luces una locura

Carlos Fuentes describió alguna vez este libro como “El Quijote de nuestro tiempo”, la lucha constante de García Márquez y su esposa por dar a conocer este libro valió la pena. Alguna vez se le dijo que nunca sería escritor después de concretar su primer obra La Hojarasca (1955), pero con 45 millones de copias vendidas, traducción a aproximadamente 49 idiomas y ocupando las principales listas de los mejores libros a nivel mundial, Gabriel García Márquez escribió un legado para todos los presentes y futuros lectores.

50 años de 100 de una soledad imaginaria.