40 años del espectacular universo de Star Wars

A long time ago in a galaxy far,

far away…

25 de mayo de 1977, se estrenaba una de las películas que marcaría un hito en la historia del cine. No sólo lo digo por el hecho de que hoy estén cumpliendo 40 años, si no porque a partir de ese momento, se creó un universo de ciencia ficción que enamoraría a espectadores y que además inspiraría a otros grandes directores para crear y transformar el cine a lo que conocemos hoy en día.

 A pesar de no tener tanto apoyo por parte de 20th Century Fox, quienes se encontraban escépticos y decidieron dar más soporte a otra película, que ni siquiera figura en nuestra memoria, Star Wars se estrenó en 37 salas de Estados Unidos siendo un éxito rotundo que recaudo cerca de 250,000 USD… en un solo día.

Es así como 40 años después tenemos una de las sagas más importantes en la historia del entretenimiento, que va desde 9 películas dividida en 3 trilogías (aún estamos esperando los últimos 2 capítulos), 2 spin-offs cinematográficos, series animadas, comics, videojuegos, juguetes y en algún momento una novela en radio.

No me gustaría entrar en la narrativa de la película, porque seamos sinceros, podríamos aventarnos días y simplemente es mejor disfrutar las películas, que leer la reseña de un veinteañero. Pero lo que si es un hecho es que la historia del cine y la cultura pop cambió para siempre con el estreno de Star Wars.

Aunque las películas no cuentan con los mejores guiones e incluso las mejores actuaciones, estoy convencido que el éxito de Star Wars proviene de los mínimos detalles que están detrás de la producción. Con un diseño espectacular de personajes, escenarios, efectos de sonido, banda sonora impecable, propuesta visual y el empleo de efectos especiales tan innovadores para su época, fueron parte crucial en el nacimiento de esta gran saga.

Y no es para más, la obra maestra de George Lucas, nos regala un universo del cual nos gustaría formar parte. Donde puedas salir al espacio y pilotear una nave, donde sabes que puedes ir a una taberna y encontrarte a seres de otro planeta. Donde tienes un lightsaber y eres un máster con él. Donde tal vez haya un Darth Vader que quiera destruir tu planeta y tú seas Han Solo, Leia o Luke y salvarás la galaxia.

A pesar de que sólo se había planeado que fuera una película, de ahí que se haya estrenado como Star Wars y años después se le agregara el “Episode IV - A New Hope”, por el lanzamiento de las demás películas. Es de reconocerse el buen trabajo que hizo George Lucas para hilar una historia con diferentes episodios y que forman parte de un universo. La inspiración que hubo detrás de toda esta historia no es muy clara, ya que diferentes sitios hablan de algunos momentos de la vida de Lucas o incluso de tomar diferentes elementos de algunas obras como El Mago de Oz, comics y elementos de culturas antiguas para los personajes.

Sin embargo hay tres elementos que mas inspiraron al director y tiene mucha presencia dentro de la saga. Uno de ellos es Flash Gordon, un comic que data de los años 30 y que posteriormente tuvo sus adaptaciones al cine y la televisión. El comic nos cuenta la travesía de un ex jugador de futbol americano que es obligado a subir a un cohete, cuyo plan es desviar un meteorito que chocará contra la tierra, y que por azares del destino termina en el planeta Mongo.

De hecho el plan original de George Lucas era dirigir una película de Flash Gordon, sin embargo al ver que los derechos no estaban disponibles, decidió generar su propio universo.

La segunda influencia a reconocer es el trabajo de Akira Kurosawa en sus películas de samuráis. Incluso, algunos de los elementos de sus películas quedan plasmados en Star Wars, como lo son la icónica escena de la cantina, las espadas como lightsabers y la vestimenta típica de los samuráis para el personaje de Darth Vader.

La última influencia a destacar es el libro de Joseph Campbell “The Hero With a Thousand Faces” (1949) de donde podemos rescatar el viaje del héroe, las tácticas de vestirse del enemigo para infiltrarse, una profecía (Luke derroca al emperador), los mentores (Obi Wan), el tratar de desviar del camino del bien al protagonista y el convertirse en Jedi, que se ejemplifica como apoteosis (convertirse en un casi dios)

Podríamos también pasarnos horas tratando de descifrar y desmenuzar de dónde viene Star Wars,  sin embargo es un universo de la ciencia ficción que llegó para quedarse y que así como recibió y adaptó diversos elementos de la cultura e historia, también servirá como inspiración para nuevas producciones y narrativas.

Gracias George Lucas, por regalarnos un universo del cual queremos formar parte y que hoy en día sirve como inspiración, no solo en el ámbito del entretenimiento, si no también en el mundo del diseño, la moda, la ciencia ficción y ¿por qué no? El viaje al espacio.

May the force be with you…