La magia del Ratha Yatra en México

La magia del Ratha Yatra en México

"jare krishná, jare krishná,

krishná krishná, jare jare,

jare rama, jare rama,

rama rama, jare jare". 

(Mantra de adoración a Krishna). 

Siempre buscamos algo que nos haga felices y nos de paz, que nos haga sentir seguros y en armonía con el mundo, que nos haga pertenecer a un círculo o por lo menos buscamos un lugar donde nos sintamos abrazados y no juzgados. 

De ese sentimiento se inundaron las calles de nuestra ciudad este fin de semana, con el colorido y ya famoso desfile hinduista Ratha Yatra, que venera a una de las encarnaciones más antiguas del Dios Krishna, Yagannātha

Esta veneración comenzó en la ciudad de Purī en India. Cuenta la leyenda que el rey Idradyumna encontró un gran tronco a las orillas del océano, en ese momento Krishna se apareció milagrosamente y le pidió que sobre ese trozo de madera esculpiera una deidad. El rey inmediatamente mandó llamar a un brāhmana (sacerdote en sánscrito) para que trabajara en la deidad que Krishna le había ordenado tallar. Él accedió, pero con la condición de que no sería interrumpido en el tiempo que estuviera esculpiendo. 

Pasaron varios días hasta que el rey dejó de escuchar el cincel, así que abrió la puerta del taller donde se encontraba encerrado el brāhmana y al entrar se dio cuenta que el escultor había desaparecido dejando la deidad a medio hacer. 

Así fue como Idradyumna descubrió que no era un escultor el que estuvo ahí, si no el mismo Vishvakarma, conocido como el arquitecto de los semidioses. 

El rey estaba angustiado por haber interrumpido el trabajo de Vishvakarma, ya que las deidades estaban incompletas. Pasado el tiempo Narada Muni, un sabio divino, parte de los textos puránicos (genero literario hindú) se le apareció flotando y tocando su citara (instrumento de cuerdas) para decirle que tal cual las deidades que él creía in terminadas, eran legítimamente la representación de Krishna y sus hermanos. Así que Idradyumna colocó las deidades en el templo que mandó construir, siendo así unas de las representaciones más primitivas de Krishna

El desfile consta de tres carrozas, cada una lleva a Yagannāth (Krishna), Balabhadra (Balaram) y Subhadrā, las formas más abstractas de Krishna y sus hermanos. Y conmemora el regreso del rey Krishna a Vridavan, el pueblo donde vivió parte de su infancia. 

El incomparable festival congregó a cientos de personas que no paraban de bailar y recitar una y otra vez el mantra de Krishna, el saludo que según ellos te hará llegar a un punto de paz y armonía. Los colores que cubrieron reforma hasta llegar al Parque México lograron que más de uno se uniera a esta gran fiesta. 

Ama lo que haces, si no no lo hagas.

Me gusta leer, amo comer, la música es mi lugar favorito y me muero si no me río.