La Magia del Festival Bravo

Foto: Majo Tielve y Romeo Chuffe

Con tantos festivales de música que existen actualmente en México ya no sabemos qué esperar de cada uno. Ahora surge uno nuevo a las afueras de Valle de Bravo, del cual solo escuchas un line up peculiar, te ofrecen comida gourmet y sabes que será en medio del bosque. ¿Te animas a ir?

Esa era la pregunta que todos nos hacíamos, pero la gente que en realidad se aventuró a asistir se llevó una experiencia en verdad mágica e inolvidable patrocinada por Cerveza Modelo.

Comencemos con la llegada al festival. Si no tenías idea de dónde quedaba exactamente era muy fácil perderse, sin embargo la gente fue llegando a partir de las 11 a.m. a esta localidad (o bosque) para encontrarse con espacios llenos de decoración que con tan solo una mirada sabías que era parte importante del ambiente. Nos encontramos con lugares llenos de hamacas, luces e hilos colgados de ramas, por supuesto el espacio de camping moderno y fashion, columpios y hasta sillas de madera colgadas de los árboles (elemento que al parecer fascinó a los asistentes).

Todo esto en un ambiente completamente amigable con la naturaleza o ecofriendly, uno de los objetivos del festival. Nos encontramos con baños de composta, sí, la gente debía ir al baño en un hoyo y echarle cal al finalizar. A pesar de esto se logró un festival lleno de ambiente, con un toque estilo “campamento ecológico a la última moda” pues la mayoría de los asistentes coordinó perfectamente su outfit  sin importar que  quedaran empolvados ysudados ya que el calor era impresionante y el clima no mejoró hasta las 10 de la noche aproximadamente.

Pero hablemos del tema central de este festival, aparte de la comida gourmet que por cierto era deliciosa (bien hecho Festival Bravo), la música. Con propuestas tan diversas dentro del cartel, la mayoría de los artistas son todavía poco conocidos en nuestro país, no obstante podemos decir que cada uno fue un acierto. Desde los que amenizaron la tarde como Little Jesus, quienes dieron una presentación un poco diferente a lo que acostumbran y hasta se vistieron como The Beach Boys, o Ela Minus con una propuesta de dream pop que sin duda calentó los motores para los siguientes actos.

Tenemos que destacar a NoMBe. Definitivamente uno de los mejores actos de todo el festival (tal vez el mejor) que puso a bailar a todos en el escenario principal, un soul mezclado con rock y tintes eléctricos psicodélicos. Un artista a quien no le gusta poner un género específico a su sonido pero que encanta a todos los que lo escuchan, además de que su banda entera, desde la bajista con las enormes trenzas azules hasta el baterista fueron excelentes. Como plus, ¿se imaginan escuchar esta prepuesta justo en la puesta del sol?

El escenario secundario consistía en un pequeño triángulo construido con madera, aparte de ser muy atractivo y acorde al tema del festival, no se quedó atrás con las interpretaciones. Jagwar Ma fue otro de los headliners y de los actos que más gustaron al público, la banda australiana mostró al público mexicano que es una de las propuestas de rock en alza.

Durante todo el día se contó con diversas actividades para los asistentes, desde juegos puestos por los patrocinadores, una tirolesa, algunos actos de danza aérea y representaciones a cargo de diversos bailarines y artistas que se encontraban en dos pequeños escenarios. Era un ambiente natural y relajado pero sin dejar de ser divertido, entre los asistentes se encontraban muchos niños, algo un poco fuera de lo común en este tipo de eventos pero que no

Al anochecer una de las mejores cosas de todo el festival y que dejó asombrados a todos fue el juego de luces y mapping que se realizó en los árboles ya que se encontraba la oscuridad de la noche, una proyección en realidad mágica con árboles que cobraban vida y bailaban con los asistentes.

SBTRKT (que por cierto se pronuncia “Substract”) cerró el festival con su dj set y la máscara que lo caracteriza, jugando con tres tornamesas y  un público que no se dejó vencer por el calor ni la tierra, el baile no paró hasta las cuatro de la mañana aproximadamente.

Sin duda tuvimos la oportunidad de vivir un día diferente, con gente que viajó de todos lados de la república para pasar un día lleno de música, naturaleza y diversión. Como primera edición, Bravo Festival y Grupo Modelo han puesto el estándar muy alto para los demás festivales que se asemejen y para ellos mismos en sus próximas ediciones.

 
 

Definitivamente nos vemos el próximo año Festival Bravo!

 
 

No olvides checar nuestro Aftermovie: