¡El Synthwave está más vivo que nunca!

Artistas: Randal Collier-Ford, The Magic Sword y Carpenter Brut

Carpenter Brut, el artista francés de Synthwave, fue anunciado hace algunos meses por The Invisible Orange (promotora a cargo del mexicano Abelardo Mayoral). Se presentaría junto con los Estadounidenses The Magic Sword y el músico Randal Collier-Ford en Vancouver, en la provincia de British Columbia en Canadá. Así fue como me encontré un domingo 19 de marzo, caminando por las calles de Chinatown, al más estilo del Neuromante de William Gibson. El cielo sobre Vancouver tenía el color de una pantalla de televisión en un canal muerto, y bajo el tan común cielo nublado que venía acompañado con un poco de lluvia caminaba cerca del monumento en honor a los veteranos Chino-Canadienses ubicado sobre "The Keefer Triangle" en la calle Keefer. Localizado dentro de la famosa zona de "Chinatown". The Fortune Sound Club, ubicado en 147 East Pender Street, es un club nocturno donde frecuentemente hay presentaciones musicales. La fachada está decorada con un estilo que mezcla la arquitectura oriental y occidental que hace dificil reconocerlo de entre los edificios a su alrededor, si no fuera por el personal de seguridad que se encontraba afuera del recinto asegurándose de que la gente no se baje de la acera y no fume cerca de la entrada.

Nos formamos detrás de la barra de contención, la emoción no me permitía dejar de pensar en la pequeña antología de ciberficción que leímos en la escuela,  en Animatrix, en Perturbator, y querer romantizar todo con William Gibson. Y es que, Carpenter Brut es uno de los actos más importantes en la actualidad del Dark Synthwave. El Synthwave es una pequeña parte de la música electrónica, que decidió tomar las influencias de los soundtracks de las películas de los ochentas de ciencia ficción, terror, entre otras y la música de los videojuegos, formando música retro bañada de nostalgia de una época que me influenció y que a la vez yo no alcancé a vivir del todo: México se vio influenciado de gran manera por las series de televisión, películas y caricaturas de los ochentas que nos llegaron mucho después, ya sea en formato de cable abierto como Canal 5 con la frecuente repetición de películas como Ghost Busters, o en bloques nocturnos de cable privado como Locomotion y Boomerang. La música está acompañada con un toque de Chiptune (música de 8 bits, utilizada en las antiguas consolas). Parte de mi afinidad por Carpenter Brut viene de mi amor por los juegos de NES, Game Boy y Game Boy Color, llenos de "Pixel art" (Arte digital formada de pixeles utilizada en antiguas consolas). La otra parte es por su abrumador sonido que me recuerda distopías y utopías influenciadas por ciencia ficción y el cyberpunk.

 
 

Y si bien el Synthwave está formado por cosas que influenciaron a una amplia gama de personas y personalidades, puedo asegurar que jamás había visto un concierto tan variado como éste. Al llegar al segundo piso después de pasar por seguridad me dirigí a la barra para ver los precios de las bebidas, a mi parecer eran un poco altos; 7.25 dólares CAD + propina por cerveza de 375 ml. es bastante alto, aunque el precio de la cerveza sin alcohol no pasaba de los 3.75 dólares CAD + propina y para una persona en sobriedad como yo a veces es difícil encontrar bebidas sin alcohol a buen precio. Para mi asombro, me encontré en un mar de personas muy variado (aunque era de esperar en un evento que desde hace días estaba marcado como "Sold Out"). Algunas con ropas negras, mohawks, y con abrigos y cabelleras largas, parches de bandas como Satyricon y Obituary, aunque también se podía apreciar gente colorida con zapatos con luces LED y lentes neón, e incluso personas disfrazada de Luigi de Mario Bros. y personas con mamelucos de animales.

The World is made of sounds and images...
El Mundo está formado de sonidos e imágenes...

Mientras inspeccionaba la barra, Randal Collier-Ford ya comenzaba a tocar. El músico, originario de Spriengfield, Oregon según su página de Bandcamp, portaba una máscara antigás. Para una persona como yo, que no tenía mucha información de la clase de música que traía consigo el artista fue interesante ver la presentación. Collier-Ford nos mostro un poco de dark ambient (que se basa en la música electrónica ambiental pero con un toque de disonancias, sonidos discordantes y siniestros) y drone (música minimalista con repetición de sonidos o notas en el tiempo conocido en ingles como "pedal" o drone).

 
 

En la pantalla que se encontraba sobre el escenario detrás del artista se podía apreciar una imagen de un mundo post-apocalíptico, y los sonidos lo complementaban dándole a la imagen un aire de ser un lugar devastado y solitario. El público se vio bastante intrigado durante un tiempo por la presentación, aunque ésta duró poco para dar paso a The Magic Sword.

Pienso que su presentación fue recibida con un poco mas de escepticismo por la variedad de personas en el público: como fan del estilo dark ambient puedo decir que la música fue de gran calidad y parte de ella me recordó a algunas melodías ambientales de "Agalloch" y "Kammarheit".

They need the power of the Magic Sword!
¡Necesitan el poder de la espada Magica!

Las luces se apagaron para dar comienzo a la presentación de The Magic Sword equipados con visuales que recordaban juegos de computador antiguos y un viaje por el espacio. Junto con la canción "The Beginning" y vestidos con sus habituales ropajes negros que cubren la mayor parte de sus cuerpos y sus máscaras con luces LED (de color azul The Seer en la guitarra, de rojo The Keeper en los teclados y aunque ausente de este particular show en Vancouver, de color amarillo The Waiver en la batería que representan los personajes del comic lanzado junto a su EP "Legend" en el 2013 llamado The Magic Sword- vol.1 del artista Shay Plummer).

Entre estridentes notas de guitarra mezclando los visuales, nos encontrábamos frente a un duelo que envolvía todos los sentidos, bañados por luces producidas por los espirales de colores; así fue como comenzaron el espectáculo de fantasy-Synth-rock. Las canciones de "Sword Of Truth" y "Only Way In" emocionaban a la gente de tal manera que no dejaba de bailar y empujar; la banda incluso presentó para su público la mítica "Espada Mágica", que brillaba en el escenario como formada de pequeños pixeles luminosos. Continuaron con 'Kill Them All'.

 
 

The Magic Sword ganó reconocimiento mundial al participar como parte de la banda sonora del juego "Hotline Miami 2: Wrong Number", así que no pudo faltar la canción de "In The Face Of Evil". "Uprising" energizaba a la gente, mientras que "Infinite" y"The Curse" continuaban con la narrativa musical y visual que conecta a este grupo con el concepto que crearon para su música; cerraron con "The Legend Of The Keeper", una canción que comienza con sus beats poco a poco a ganar energía mientras avanzaba en donde la poderosa guitarra en conjunto con los teclados nos dieron un final lleno del poder que era de esperar de The Magic Sword.

Maniacs in the Dance floor
Maniacos en la pista de baile 
 
 

 

Pocotiempo pasó entre el final de The Magic Sword y el inicio de Carpenter Brut.

El artista Francés, cuya identidad se desconoce aún, deriva su nombre del director y compositor John Carpenter, reconocido por películas de horror y ciencia ficción. Carpenter Brut en sus presentaciones en vivo utiliza un guitarrista y un baterista que le dan a su presencia en el escenario un poderoso e intrigante audio que acompañado con los visuales y las luces (en su mayoría rojas) que crean un ambiente retro-futurista. Mientras la banda tomaba su lugar sobre el escenario, la pantalla nos mostraba un video de clips de Ghostbusters acompañado de la canción "Hot Night" de Laura Braningan, la cual al dio paso a las primeras notas de "Escape To Midwitch Valley" de su disco EPI (2012): una canción con tonos tenebrosos y ligeramente juguetones. Dentro de las favoritas del público estuvo: "Division Ruin" de su disco EPIII (2015), "Chew BubbleGum And Kick Ass" canción que expresa un mensaje político mezclado entre sus notas con pequeños clips de audio.

 
 

"TurboKiller" que pertenece de igual manera a EPIII, cuya canción cuanta con un video musical retro-futurista, que fue dirigido por Seth Ickerman y que cuenta con más de 2 millones de reproducciones en Youtube.

 
 

"Run, Sally, Run!", "Looking For Tracy Tzu" de su disco EPII (2013) cuya canción me evoca muchísimo a la famosa serie de Netflix "Stranger Things" con Winona Ryder. En algun momento entre "Paradise Warfare", "Anarchy Road" y "Sexkiller On The Loose" terminé en la parte del "slam" frente al escenario donde nos empujábamos y bailábamos al mismo tiempo mientras la gente "surfeaba" sobre nuestras cabezas; si la multitud se dispersaba antes de que bajaran las personas que se encontraban haciendo "crowd surfing", nos llovían estrepitósamente o caían cerca de nosotros. Tratar de mantenerse sobre la multitud esperando que los de abajo mantengan tu peso mientras bailan y saltan a veces es difícil.

Carpenter Brut dio por finalizado su espectáculo de videoclips de películas antiguas, luces ambientadas con maquinas de humo, pentagramas que giraban junto con cruces invertidas y el logo de Carpenter Brut, y las mágicas notas del sintetizador con un cover de "Maniac" de Michael Sembello, las letras se podían ver en la pantalla y tuvieron a todo el público coreando.

 
 

Las luces se prendieron en The Fortune Sound Club. Así fue como la gente comenzó a dispersarse.

Bajé las escaleras del segundo piso y me dirigí a la salida. A cada paso que daba sentía que de pronto en alguna parte del recinto, la música de Carpenter Brut iba a comenzar a sonar como parte de la banda sonora de mi vida. Mientras me ponía la chamarra y buscaba los cigarros en mi bolsa, trataba de imaginar una canción formada de notas de sintetizador y guitarras que acompasara con sus beats cada paso que diera de camino a mi casa. La noche todavía tenía color de una pantalla en canal muerto. La gente alrededor de la entrada que fumaba y esperaba amigos poco a poco se dispersaba: con el frio de la noche se podía ver el vapor escapando de los cuerpos cálidos.

 

Lamentablemente era hora de volver a casa. Era hora de descansar, como siempre, las cosas buenas duran lo que tienen que durar, y una noche tan memorable como esta con Carpenter Brut y the Magic Sword sin lugar a duda tomo gran parte de mi energía. Mi cuerpo me pedía a gritos que fuéramos a cenar, que nos diéramos un baño después de tanto sudar... ¡El Synthwave está más vivo que nunca!, dice un amigo. Charlamos emocionados sobre los futuros conciertos de Synthwave que The Invisible Orange traerá consigo a Vancouver: pronto estará GosT y Dance with the Dead.

Fuentes:

https://randalcollierford.bandcamp.com/
https://magic-sword.bandcamp.com/
https://en.wikipedia.org/wiki/Magic_Sword_(band)
http://www.shayplummer.com/new-page/
https://carpenterbrut.bandcamp.com/