Paul McCartney  una luz de esperanza en el cielo mexicano

Fotos por: Fernando Aceves y Santiago Arau

Es una sensación hermosa e indescriptible cuando lo que estás viviendo es parte de la historia, así sin duda así fue el concierto de Paul McCartney en el Estadio Azteca.

Los que tuvieron la oportunidad de vivir el concierto saben perfecta la sensación de la que les hablo y los que no es momento de cerrar los ojos, escuchar cualquier canción del querido músico y sentir esa energía que explota en nuestro organismo.

Quiero hablar de algo, quiero hablar del amor por la música, del amor por The Beatles, de la banda más grande de todos los tiempos, quiero hablar de las personas que se caracterizaron como el emblemático octavo disco, St Peppers Lonely Heart Club Band, todos los que usaron alguna playera del músico, cargaron un pin, todos los que son locos de corazón por escuchar al Beatle interpretar los grandes clásicos, así como escuchar su faceta de solista como Paul McCartney and Wings.

 

 
Paul-McCartney-Estadio-Azteca-2.jpg
 

Todos los que agradecemos a nuestros padres que pusieran los discos de la banda de Liverpool, todos aquellos que empezamos a tocar sus canciones en guitarra y aprendimos a tocar algún instrumento gracias a sus mágicas composiciones, todos los que compramos discos con más de 400 canciones, todos los que alguna vez viajaron a Londres y lo primero que le vino a la menta era el cuarteto de Liverpool. Esta reseña se la escribo a todos los que amamos su música, los que nos emocionamos en un bar bebiendo una cerveza, los que nos enamoramos con su música, los que vimos la película A Hard Day's Night y juramos que algún día viviríamos algo parecido, todos los que han visto al músico abrir sus alas y volar alto, para todos los que le dieron un beso a su madre y vivieron este concierto.

 
Paul-McCartney-Estadio-Azteca-1.jpg
paul4.jpg
 

 

Con un golpe directo al corazón vivimos la euforia al escuchar A Hard Days Nightel lugar era uno mismo, el Azteca se convirtió en el corazón de todo un país, en el corazón de México, seguido de Save Us llegando el momento de Cant By Me Love no puedo explicar la euforia del momento, esto solo pasa cuando ves a una leyenda interpretar temas que en verdad te mueven el alma, todos bailaban es su lugar, era una forma diferente de disfrutar el concierto, era una enorme máquina del tiempo que nos transportó a los queridos años sesenta, en donde la forma se hablaba en un baile.

Seguida la noche en Letting Go”, “Got to Get You Into My Life”, “Let Me Roll It y Foxy Lady recordando al emblema que es Jimi Hendrix.

Pasando por My Valentine”, “Nineteen Hundred and Eighty-Five”, “Maybe Im Amazed, llegando a We Can Work It Out donde la melancolía le ganó a muchos, entre un desfile de lágrimas la gente seguía pidiendo a gritos que la noche no acabara nunca, que la noche fuera tan eterna como la luna.

Llegaron algunas palabras en español por parte de Paul:

Voy a hablar un poco de Español¡Son a toda Madre!...”.

Llegó el enorme momento en que Paul se hizo parte de México al ganarse su cariño con la frase Fuerza México”.

 

Cuando las luces bajaron de intensidad sonaron los primeros acordes de And I Love Her, momento precioso en el que el coro se hizo ensordecedor, llegando a Blackbird,seguido de Queenie Eye, Lady Madonna, FourFiveSeconds, Eleanor Rigby”, “I Wanna Be Your Man”.

paul6.jpg
paul5.jpg

Todos sabemos que Something fue la canción que escribió George Harrison, la cual Paul dedicó a su querido amigo, volviendo la noche un espacio lleno de emociones, llegando el momento de A Day in the Life, dando esperanza a la vida, al mundo, cambiando la historia de las personas que estaban ahí, escuchando, cantando, bailando cada una de las letras, llegando el momento de Back in the U.S.S.R.” que abrió paso al hermoso piano donde Paul interpretó la inmortal Let It Be, les puedo decir que todos son afortunados, lo son y mucho, esto que vivimos es historia, lo que vivimos es amor puro, lo que vivimos fue algo que jamás volverá, que nunca se repetirá… en la vida nunca te encuentras dos veces a la misma persona, este momento que entre lágrimas nos llevamos directo al corazón, esta es la respuesta que muchos necesitábamos, este es el camino que elegimos vivir.

Screen Shot 2017-10-30 at 12.14.24 PM.png
paul2.jpg

Llegó el momento de despedirnos con Live and Let Die momento que culminó en una hermosa fiesta de pirotecnia, momento que atesoraremos por el resto de nuestras vidas, seguido de un desfile de las banderas de Reino Unido, Estados Unidos, la banda del Orgullo Gay y nuestra hermosa bandera tricolor que sin duda su lugar siempre es arriba y en alto.

 

Siempre en el cielo mi querido México. Porque tu nación está hecha de soñadores.